Guía para entender cómo importar de China a México

¿Cómo importar de China a México? ¿Cómo puedo importar de China a México cómo pequeño importador? Estas pueden ser algunas preguntas comunes que los dueños de negocios se han hecho. La verdad es que importar desde este país puede ser una gran oportunidad de negocio, por lo tanto, aquí algunos puntos a tomar en cuenta.

Antes de considerar cualquier operación de importación, es prioritario contar con los elementos clave para que suceda. Se requiere de un agente aduanal, que es la persona encarga frente al Servicio de Administración Tributaria (SAT) los movimientos de mercancías; por otro lado una comercializadora, que es aquella empresa que ofrece almacenaje y logística especializada en procesos aduanales; y de un vendedor confiable que sea fiable y que se pueda generar una compra exitosa. 

Requisitos para importar de China a México

Importar de China a México no tiene porqué representar una complicación, para ello es esencial seguir los requisitos. 

1.- Verificar la documentación necesaria para introducir mercancías a México, ya que se requiere un certificado de origen para comprobar la procedencia.

2.- Conocer a detalle las características de la mercancía (peso, medidas, costo, método y costo de envío) así cómo la categoría en la que se clasifican los productos (permitidas, prohibidas o restringidas). 

3.- Establecer términos de negociación.- Determinar el tipo de producto a declarar en la factura comercial y definición del método de pago. 

4.- Estar inscrito en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC). 

5.- Inscripción al Padrón de Importadores. 

6.- Se debe entregar la manifestación de valor, que de acuerdo con el Reglamento de la Ley Aduanera se requieren los siguientes documentos: 

  • Factura comercial.
  • Conocimiento de embarque, lista de empaque, guía aérea u otros documentos de transporte.
  • Comprobante de pago.
  • Comprobantes de gastos de transporte, seguros y otros gastos conexos.

7.- Presentar el pedimento con firma electrónica o sello digital para destinar la mercancía a un régimen aduanero. 

8.- Pagar impuestos o cuotas compensatorias. En México a pesar de contar con un tráfico constante de mercancía no hay un acuerdo de libre comercio, por lo tanto, los aranceles oscilan entre el 2% y 5% en la mayoría de los productos. Para ropa de algodón este puede incrementar a 24% y calzado hasta el 26%. 

Cómo puedes ver, el trámite puede ser sencillo si cuentan con un experto en la materia para realizar todos los trámites correspondientes. En caso contrario, la negociación se puede complicar y la mercancía retrasarse. 

Tags:

Deja un comentario

Search