Equipo de trabajo: Cómo trabajar en equipo

Un equipo de trabajo es un pequeño grupo de empleados que constantemente interactúan y coordinan sus esfuerzos para lograr un objetivo común.

La frecuencia de interacción entre los miembros del equipo y un período bastante largo de «vida» determinan sus diferencias significativas tanto de los grupos temporales (comités) para la toma de decisiones como de los equipos de proyecto en estructuras matriciales.

En el caso de que los miembros del equipo de trabajo tengan conciencia de objetivos comunes, demuestren responsabilidad y entusiasmo, se apoyen en los esfuerzos de los demás, podemos hablar de trabajo en equipo.

Alcanzar este alto nivel de interacción requiere un entorno de trabajo de apoyo, personas con las habilidades necesarias para realizar el trabajo en equipo, un objetivo desafiante y recompensas en equipo.

Tipos de equipos de trabajo

Los 4 tipos de equipos de trabajo que se encuentran con mayor frecuencia en las organizaciones:

  1. Equipos de resolución de problemas : grupos de 5 a 12 empleados del mismo departamento que se reúnen durante varias horas a la semana para discutir formas de mejorar la calidad, la eficiencia y el entorno de trabajo. En estos equipos, los miembros del equipo comparten ideas entre sí y hacen sugerencias para mejorar los flujos de trabajo. Sin embargo, los equipos de este tipo rara vez están facultados para implementar de forma independiente y unilateral las propuestas que han formado.
  2. Equipos autodirigidos : grupos de 10 a 15 empleados que realizan actividades interrelacionadas e interdependientes. Estos grupos son ellos mismos responsables de aquello de lo que era responsable su antiguo líder: planificación y distribución de tareas entre los participantes, control colectivo, trabajo con proveedores y clientes. Como resultado, la importancia del puesto de coordinación (jefe, supervisor) está disminuyendo rápidamente y, en última instancia, este puesto puede ser abolido.
  3. Equipos multifuncionales : grupos de empleados de aproximadamente el mismo nivel jerárquico, pero de diferentes áreas funcionales, que se unen para resolver cualquier problema. Un equipo multifuncional es un vehículo eficaz para permitir que personas de diferentes áreas de la empresa (o incluso entre empresas) intercambien información, generen nuevas ideas y resuelvan problemas y coordinen proyectos complejos. Sin embargo, la gestión de un equipo de este tipo no es fácil debido a la diversidad de experiencia, responsabilidades y tareas funcionales, pensamiento y visión de los miembros del equipo.
  4. Equipos virtuales : asociaciones de personas que se encuentran físicamente distantes entre sí, tienen un objetivo común y utilizan la tecnología informática para comunicarse e interactuar entre sí. Las principales diferencias entre los equipos virtuales y los reales son: 1) la ausencia de señales paraverbales (volumen de voz, entonación, pausas) y no verbales (expresiones faciales, gestos, movimientos corporales).

ETAPAS PARA CONFORMAR UN EQUPO DE TRABAJO

El proceso de convertir a varios empleados que realizan tareas de trabajo interrelacionadas en un solo equipo implica pasar por varias etapas:

  1. Formación. Los miembros del equipo intercambian información, se conocen y se aceptan, formulan tareas grupales. Prevalece el aura de cortesía, las relaciones de los miembros del grupo se distinguen por la precaución.
  2. Confusión. Los miembros del grupo compiten por un estatus más alto, por una influencia relativa y discuten las direcciones del desarrollo. El grupo está experimentando presiones externas; se desarrollan relaciones bastante tensas entre sus miembros.
  3. Racionamiento. El grupo inicia un movimiento conjunto hacia metas comunes, se establece un equilibrio de fuerzas en competencia y se establecen normas grupales que determinan el comportamiento de sus miembros, la cooperación de los miembros del equipo se vuelve cada vez más efectiva.
  4. Finalización del trabajo. El grupo está entrando en una etapa de madurez, es capaz de resolver los problemas más complejos, cada uno de sus integrantes desempeña varios roles funcionales.
  5. Dispersión. Tarde o temprano, los grupos, comités y equipos de proyecto más exitosos se disuelven, las intensas relaciones sociales de sus miembros se desvanecen gradualmente.

Las principales condiciones para un trabajo en equipo eficaz incluyen:

Ambiente de trabajo

El fomento de un entorno externo de apoyo supone que la dirección proporcione toda la asistencia posible a los grupos de trabajo en la formulación de objetivos comunes.

Asimismo es fundamental asignar el tiempo necesario para el trabajo en equipo y demuestre fe en las habilidades de los miembros del equipo.

Cualificaciones y una clara comprensión de los roles desempeñados.

Los miembros del equipo deben tener las calificaciones necesarias y la voluntad de participar juntos en el proceso de trabajo. Pero el trabajo en equipo asume que cada uno de ellos es claramente consciente de los roles de todos los miembros del grupo. Luego, el equipo actúa de acuerdo con la situación, sin esperar órdenes de arriba.

Superobjetivo

Una de las principales tareas de la dirección de la empresa es mantener a los miembros del equipo en el camino que conduce al logro de un objetivo común.

Cada equipo debe tener una super tarea, o su objetivo más alto, cuya búsqueda une los esfuerzos de los empleados, lo que se puede lograr cuando tanto el grupo como la dirección de la empresa soportan su «carga».

Recompensa del equipo

Uno de los principales incentivos para el trabajo en equipo es la recompensa material y moral, que debe ser valiosa para los miembros del grupo, percibida como merecida y alentar a los empleados a completar tareas comunes.

La dirección de la organización debe encontrar un equilibrio entre recompensar y recompensar la iniciativa de cada empleado y estimular su aumento en su contribución al éxito de la organización.

Problemas de los equipos de trabajo

Dado que el trabajo en equipo es complejo y dinámico, el grupo es muy sensible a todos los aspectos del entorno organizacional.

La eficiencia del equipo crece lentamente y puede colapsar casi instantáneamente. Los cambios injustificados en la composición del equipo y los traslados de empleados tienen un efecto muy negativo en los indicadores de desempeño de los equipos.

A menudo, en los equipos, hay problemas de rechazo por parte de los empleados de una desviación de las formas clásicas de liderazgo, ya que la participación real en la gestión requiere una inversión de tiempo adicional muy significativa por parte de ellos.

Los problemas que surgen en la gestión de los equipos reducen la productividad laboral, por lo que la dirección se ve obligada a analizar con detenimiento la viabilidad de utilizarlos en una situación concreta, para lo cual conviene valorar las tareas planteadas, la cualificación de los empleados, las restricciones de tiempo y precio.

¿cómo se construyen los equipos?

Las actividades organizativas eficaces implican la cooperación tanto dentro como entre equipos. Coordinar las interacciones de los grupos que integran la organización es una de las principales responsabilidades de la gestión de la empresa.

Este tipo de actividad en relación tanto con los equipos individuales como con sus asociaciones se denomina team building, en la que los miembros del grupo analizan periódicamente la organización del trabajo conjunto, identifican deficiencias a eliminar y desarrollan nuevas áreas de actividad conjunta.

El objetivo de la formación de equipos es mejorar la productividad de los miembros del equipo.

Los gerentes y empleados involucrados en la construcción de equipos necesitan habilidades y destrezas en consultoría empresarial (diagnóstico, negociación, realización de cambios), mantenimiento de contactos interpersonales (confianza, gestión, percepción), investigación, presentaciones.

La consulta y la retroalimentación del proceso son habilidades esenciales para construir un equipo eficaz.

Deja un comentario

Search