Problemas de discriminación laboral de la mujer

¿Has oído hablar sobre la discriminación laboral de la mujer? ¿Sabías que pese a muchos acuerdos aún en muchos países la mujer sufre de discriminación laboral? Sin embargo, la gran mayoría de los países, sobre todo, los desarrollados, han adoptado políticas internacionales que diluyen cualquier tipo de discriminación de género.

El principio de igualdad entre hombres y mujeres establece que las mujeres tienen derecho a acceder a cualquier trabajo en igualdad de condiciones con los hombres y el mismo trato por un trabajo igual o equivalente.

Particularmente, en España, la Constitución Española, en su artículo 1.1, incluye la igualdad como valor fundamental, y en su artículo 14 establece que todas las personas son iguales ante la ley, prohibiendo cualquier tipo de discriminación por razón de lugar de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o situación personal o social.

Pero veamos más sobre este tema.

3 Problemas de discriminación laboral de la mujer

Actualmente las mujeres tienen como derechos básicos, no ser discriminadas en la fuerza laboral y en el lugar de trabajo.

Problemas de discriminación laboral de la mujer

Desafortunadamente, la realidad no siempre cumple con la ley e incluso en Europa, las mujeres continúan siendo discriminadas de muchas maneras.

  • Primer problema que enfrentan las mujeres es la falta de acceso al mercado laboral.
  • Segundo problema es la brecha salarial.
  • Tercer problema ha sido designado como el «techo de cristal», aquí veremos el porqué de esta denominación

La razón principal de todos estos problemas es la discriminación contra la mujer.

La eliminación de la discriminación laboral de la mujer requiere esfuerzos y políticas deliberadas, centradas y consistentes por parte de todas las partes interesadas durante un período prolongado de tiempo.

1- Falta de acceso de la mujer al mercado laboral

El primer problema que enfrentan las mujeres es la falta de acceso al mercado laboral.

En la mayoría de los estados miembros del Consejo de Europa, la tasa de participación de la mujer en la fuerza laboral es más baja y su tasa de desempleo es más alta que la de los hombres, aunque existen fuertes variaciones regionales.

Leyes que aprueban la no discriminación laboral de la mujer a nivel internacional

Uno de los derechos básicos de las mujeres es no ser discriminada en la fuerza laboral y en el lugar de trabajo. Este derecho está consagrado en el derecho internacional, como la Convención de las Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (1979).

Los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Carta Social Europea (1961) y la Carta Social Europea Revisada (1996) – son instrumentos que legislan la no discriminación de la mujer en el trabajo.

La discriminación laboral de la mujer también está prohibida en la legislación nacional de todos los estados miembros del Consejo de Europa (en diferentes grados). De manera que existen fundamentos legales que sostienen la ilegalidad de cualquier tipo de discriminación laboral en contra de la mujer.

Problemas de discriminación de la mujer

2- Brecha salarial

El segundo problema es la brecha salarial. A menudo, a las mujeres se les paga menos que a los hombres por el mismo trabajo o trabajo de igual valor, en promedio al menos un 15% menos (hasta un 25-30% menos). Los altos logros educativos no son salvaguardas.

En muchos países, la brecha salarial se amplía cuanto mejor se educa a la mujer.

Generalmente las mujeres también ganan menos que los hombres en su vida y, por lo tanto, tienen peores condiciones de seguro de pensiones y también reciben pensiones más pequeñas cuando se jubilan.

Qué es un empleado público

3- El techo de cristal

El tercer problema ha sido denominado el Techo de Cristal. Las mujeres son ignoradas rutinariamente cuando se trata de promociones. Cuanto más alto sea el puesto, menos probable es que una mujer, incluso una tan calificada como o más calificada que su colega masculino, lo consiga.

Las mujeres que logran romper este llamado «techo de cristal» en puestos de toma de decisiones siguen siendo la excepción a la regla, ya que incluso en sectores dominados por mujeres donde hay más mujeres gerentes, un número desproporcionado de hombres asciende a los más altos cargos.

Precisemos el término de recursos humanos

Conclusiones

Desafortunadamente, la realidad no siempre cumple con la ley, como hemos visto, las mujeres continúan siendo discriminadas de múltiples maneras:

  • Tienen menos acceso al mercado laboral que los hombres
  • Ganan menos que los hombres (incluso en el mismo trabajo)
  • Continuamente chocan sus cabezas contra el «techo de cristal» en la carrera de promoción.

La tarea más importante que se tiene por delante es dejar en claro que las mujeres tienen derecho a no ser discriminadas. Las mujeres tienen derecho a un empleo que no es, como suele ser el caso, precario o mal pagado.

Para descargar este artículo en un archivo PDF da clic AQUÍ

Deja un comentario

Search