definición de toma de decisiones

La toma de decisiones es el proceso de analizar, predecir y evaluar la situación, eligiendo y acordando la mejor alternativa para lograr el Objetivo marcado. En consecuencia, el proceso de toma de decisiones es el proceso de elegir la opción más efectiva entre muchas alternativas por parte del tomador de decisiones .

Este proceso es una actividad que se lleva a cabo de acuerdo con un determinado procedimiento utilizando diversos métodos y medios técnicos, cuyo objetivo es resolver una determinada situación de gestión mediante la formación y luego la implementación de un impacto en el objeto controlado. En el aspecto organizativo, este proceso es un conjunto de etapas que se suceden naturalmente en una determinada secuencia temporal y lógica, entre las que existen complejos vínculos directos e inversos. Cada etapa corresponde a acciones laborales específicas encaminadas a desarrollar e implementar una solución. Este sistema repetitivo de acciones generalmente se denomina tecnología del proceso de desarrollo e implementación de decisiones.

En cualquier nivel, el gerente debe lidiar con toda una serie de decisiones. Algunas decisiones son similares a las que se tomaron en el pasado, otras son completamente nuevas y son tan importantes que requieren una reflexión cuidadosa. A veces, las decisiones deben tomarse por su cuenta, a veces interactuando con otras personas.

Qué procesos intervienen en la toma de decisiones

Los procesos típicos de toma de decisiones, implementados en diversos campos de actividad, tienen mucho en común, por lo que se necesita algún esquema universal «típico» del proceso de toma de decisiones, estableciendo el conjunto y secuencia de acciones más adecuados. Este esquema debe considerarse no como un algoritmo rígido para el desarrollo y adopción de decisiones gerenciales, sino como un esquema lógico y más aceptable de las acciones del gerente en situaciones problemáticas que se encuentran con frecuencia.

Un proceso típico de toma de decisiones incluye:

  • Formulación preliminar del problema.
  • Determinación de los objetivos de la solución y selección de los criterios adecuados para la optimización.
  • Identificación y establecimiento de restricciones.
  • Elaborar una lista de alternativas y su análisis preliminar con el fin de excluir las claramente ineficaces.
  • Recopilación de información de gestión y previsión de cambios en los parámetros de la solución en el futuro.
  • La formulación exacta de la tarea.
  • Análisis y selección de un método para resolver el problema y el desarrollo de un algoritmo de solución.
  • Desarrollo de un modelo de solución que permita evaluar la efectividad de cada alternativa.
  • Evaluación de alternativas y selección de las más efectivas.
  • Toma de decisiones.
  • Comunicar la decisión a los ejecutores.
  • Implementación de la decisión y valoración del resultado.

Deja un comentario

Search