El proceso de toma de decisiones

¿Cómo se desarrolla una solución de gestión? El proceso de aceptar un escenario de acción en el sentido tradicional de liderazgo consta de cinco pasos.

Etapas del proceso de decisiones

Paso 1. Identificar y formular el problema.

Paso 2. Recopilamos y analizamos información sobre la tarea que debe completarse.

Paso 3. Desarrollamos criterios para evaluar la efectividad de la solución. La opción de acción más óptima es la que le permite enfrentar el problema de manera más efectiva de acuerdo con el criterio aceptado. Al mismo tiempo, puede haber varias formas ineficaces o nada racionales, pero la óptima es siempre una.

Paso 4. Desarrollamos soluciones alternativas y analizamos posibles opciones de actuación. Es necesario realizar una investigación sobre un conjunto de parámetros de resultado correspondientes a cada versión, y las reglas para estudiar posibles escenarios para el desarrollo de eventos están predeterminadas por un criterio dado para evaluar la efectividad. Cada decisión puede evaluarse en términos de los siguientes parámetros de consecuencias:

  • Efecto objetivo.
  • Costos de recursos para obtener este efecto
  • Seguridad.

Cuando un gerente elige una alternativa, debe comprender que la implementación de una solución específica incluye dos etapas

  • Comunicar el guión aceptado a los artistas intérpretes o ejecutantes
  • Organización de una decisión de gestión, es decir, su implementación.

Como regla general, es necesario comunicar las intenciones al personal, comenzando con su división en microobjetivos grupales e individuales, y luego eligiendo a los especialistas responsables de su implementación. La capacidad de distribuir correctamente las tareas y transmitirlas a los ejecutantes de la manera más clara posible es la principal fuente de efectividad del escenario adoptado en el entorno de gobierno.

Una decisión gerencial puede tener éxito y funcionar como una ventaja para la empresa solo en ausencia de los siguientes problemas:

  1. La intención no se formuló con suficiente claridad inicialmente.
  2. La decisión fue expresada con claridad, pero el responsable no la entendió muy bien.
  3. El contratista percibió la tarea claramente establecida, sin embargo, no hubo circunstancias y recursos necesarios para cumplir con esta decisión de gestión.
  4. Se han cumplido todas las condiciones necesarias, el especialista responsable entendió los objetivos inicialmente bien formulados, pero internamente no está de acuerdo con lo que sugirió el gerente. En esta situación, el ejecutante puede tener una opción más efectiva, en su opinión, para una solución gerencial a un problema específico.

Paso 5. Controlamos el proceso de implementación de la decisión de gestión en la práctica. Como regla general, la retroalimentación se utiliza para rastrear los resultados (se recopila información sobre la ejecución de órdenes y el logro de los objetivos de la empresa).

estrategia

La tarea principal de esta etapa es la detección oportuna de las desviaciones del programa de implementación que se estableció originalmente, así como la adopción de medidas para eliminar estas inconsistencias en el marco de tiempo óptimo. Es importante comprender que en el proceso de observación, las metas originales pueden modificarse con base en nueva información sobre la implementación de decisiones de manejo. El control permite no solo detectar desviaciones, sino también identificar sus causas.

Qué decisiones de gestión se deben tomar

Las buenas decisiones de gestión deben ser:

  • Tener un propósito claro y comprensible
  • Justificado, es decir, que contenga una base de cálculo cuantitativa, que explique el motivo principal por el que se eligió esta solución particular entre todas las posibles
  • Tener un destinatario específico (ejecutante) y con plazos claros para la implementación
  • Coherente (las decisiones de gestión deben ser coherentes con las circunstancias internas y externas, así como con las acciones anteriores y futuras);
  • Competente, es decir, con base en actos legislativos y otros documentos reglamentarios. Además, las decisiones de gestión deben tener en cuenta las responsabilidades y los derechos de los directores y otros empleados
  • Eficaz (la mejor de todas las opciones posibles en términos de la relación entre el efecto obtenido y los recursos gastados)
  • Específico (respondiendo claramente a las preguntas: cómo, cuándo, dónde actuar?)
  • Oportuno (capaz de conducir al logro de la meta establecida)
  • Completo, conciso, claro, comprensible para los artistas intérpretes o ejecutantes sin aclaración de la gerencia.

Deja un comentario

Search