Zonas Francas en Logística ¿Qué son y para qué sirven?

Una aduana es una institución de carácter público, ubicada en costas y fronteras utilizadas para el comercio internacional. Y dentro de una aduana esta las zonas francas que es un área geográfica específica que se destina a la industrialización con fines de exportación. 

Se trata de un espacio de territorio de un Estado nacional donde la legislación aduanera se aplica en forma diferenciada o no se aplica, por lo que las mercancías de origen extranjero pueden ingresar y permanecer o ser transformadas sin estar sujetas al régimen tributario normal.

Las zonas francas de las aduanas

El origen etimológico viene del latín y concretamente de la palabra zona que a su vez procede del griego y puede traducirse como “cinturón” o “faja” y  el segundo término, franco, significa “libre“. Empezó a acuñarse esta expresión con la aparición del comercio internacional. Aunque, fueron los Fenicios los primeros en promover lugares libre de impuestos para el almacenamiento y traslado de mercaderías.

Estas zonas son extensiones delimitadas de un país, donde se disfruta de ciertos beneficios tributarios, como la singularidad del pago de derechos de importación de mercancías, así como exención de algunos impuestos o una divergente regulación de éstos.

Algunas naciones suelen ubicar estas zonas francas en regiones apartadas con la finalidad de atraer allí a mucha población generacional, y de esta manera, poder promover el desarrollo económico de la región en cuestión.

La entrada y la salida de mercancías de estas zonas suelen referirse a la importación y exportación respectivamente. Y la permanencia de los productos dentro de la zona puede ser indefinida porque no existen plazos para su extracción o retiro.

Por lo general, en las zonas francas se llevan a cabo tareas de comerciales, almacenamiento, de servicios e industriales, en este último caso sólo para la exportación, con la excepción de aquellos de bienes de capital que no registren antecedentes de producción en el territorio aduanero general ni en las zonas aduaneras especiales.

Las zonas francas están cerradas y los puntos de acceso y salida están sometidos a la vigilancia aduanera. En general, todas las personas, mercancías y medios de transporte que entren o salgan podrán ser sometidas a un control aduanero.

¿Cuales son las ventajas de una Zona Franca?

Las ventajas para el exportador

Las mercancías comunitarias, incluidas las nacionales, que están en estas zonas pueden favorecerse de las medidas que están vinculadas con la exportación como son el pago de las restituciones y exención del IVA. La percepción de estas cantidades se realiza desde el primer instante en que las mercancías entren en la zona franca.

Las ventajas para el importador

Las mercancías situadas en las zonas francas no se le son aplicables a su entrada los derechos arancelarios, los impuestos reguladoras agrícolas, las tasas especiales sobre hidrocarburos, bebidas alcohólicas y de tabaco ni el canon sobre el valor añadido (IVA). El retraso en el pago de estos impuestos establece una gran ventaja financiera.

En España hay cuatro zonas francas situadas en Barcelona, Gran Canaria, Vigo y Cádiz.