El Transporte Internacional, uno de los medios necesarios en Logística

El Transporte Internacional se basa en un conjunto de medios y documentos que son necesarios para una adecuada distribución de las mercancías. Es uno de los elementos más importantes de la Logística del Comercio Internacional.

Esta parte trata de dar a conocer los medios de transporte más adecuados para determinados tipos de mercancías, el embalaje correcto y los documentos de transporte que se utilizan dependiendo de cada medio, además de las características de cada documento de transporte.

El Transporte Internacional: la parte más importante de la Logística del Comercio Exterior

La función que tiene el transporte trata de todas las actividades relacionadas directa o indirectamente con la necesidad de situar los productos en los puntos de destino correspondientes, de acuerdo con unos condicionantes de seguridad, rapidez y coste.

Transporte Internacional

El transporte de mercancías es una función de extrema importancia dentro del mundo de la distribución, ya que en él están involucrados tres aspectos básicos:

  • La calidad del servicio que se da a los clientes.
  • Los costes añadidos al producto de difícil recuperación.
  • E inversiones de capital que son requeridos.

Aunque la palabra Transporte se relaciona con el término de movimiento físico de un producto es importante hacer algunas aclaraciones.

Como por ejemplo

El llamado “periodo de transporte” que no se refiere sólo al transporte físico de un producto, sino también al periodo comprendido que va desde que la mercancía está disponible hasta que el producto físicamente es descargado en su lugar de destino.

Una correcta gestión del Transporte Internacional desde el punto de vista Logístico obliga a que el responsable del mismo esté implicado no solo en las tareas del día a día, sino en los planes estratégicos y tácticos de la empresa para adaptar sus recursos a las necesidades a medio y largo plazo.

Pero la calidad del servicio de transporte depende de las exigencias del Mercado, englobando una serie de conceptos relacionados con los siguientes aspectos:

  • Rapidez y puntualidad en la entrega.
  • Fiabilidad en las fechas prometidas.
  • Seguridad e higiene en el transporte.
  • Cumplimiento de los condicionantes que son impuestas por el consumidor.
  • Información y control del transporte.

La dificultad que supone la distribución física, las diversas tecnológicas que se pueden aplicar, las exigencias del servicio y el reglamento que está en constante evolución homologable a nivel internacional provoca que la gestión del Transporte Internacional consuma en torno a casi la mitad de los gastos de distribución.

Y, esta cifra es un reto para las empresas que deberían centrar la responsabilidad como administradores de este servicio en los siguientes aspectos fundamentales:

  • Empleo eficiente de los vehículos, así como del personal unido a los mismos.
  • Adquirir rapidez y fiabilidad en las entregas de manera eficaz de la flota de transporte.
  • Conservar la máxima seguridad tanto en el tráfico como en los productos que se distribuyen.
  • Flexibilidad, de acuerdo con la normativa vigente.

Un perfecto estudio de cada uno de estos factores en el servicio que se pretende dar, permitirá elegir el modo de transporte más idóneo para satisfacer tanto las necesidades de los clientes como el esfuerzo económico que supone a la empresa.

En definitiva, la función del transporte está relacionada con diferentes aspectos, tantos desde un punto de vista jurídico, como técnico-económico o logístico.

Ahora bien ¿Estás preparado para enfrentarte a la distribución internacional? 

Search