Tipos de competencias: características principales, niveles y ejemplos

Los especialistas que investigan y estudian los tipos de competencias, sus elementos estructurales y su importancia para el crecimiento profesional de una persona, notan la versatilidad y complejidad de tal concepto. Pero vale la pena distinguir el significado de este término de competencia. El primero implica un conjunto de ciertas habilidades y conocimientos, y el segundo, la capacidad de aplicar de manera competente las habilidades profesionales adquiridas.

Concepto general

Los términos «enfoque basado en competencias» y «competencias básicas» se han vuelto de uso común entre los empresarios hace relativamente poco tiempo. Su aparición provocó la necesidad de mejorar el nivel de calificación del personal.

La competencia incluye cuestiones y problemas, términos de referencia y un conjunto de conocimientos, y ciertos derechos y responsabilidades de un individuo.

En un sentido estricto, es un conjunto de cualidades personales y profesionales que son necesarias para un empleado que quiere ascender en la carrera. Esta categoría se considera dinámica, es decir, el nivel de calificación se puede mejorar constantemente.

Los empleados de las empresas son valorados cuanto más competencias tienen. En consecuencia, tienen más posibilidades de ocupar una alta posición de liderazgo y recibir salarios dignos.

La competencia es una característica importante que permite a una persona cumplir con los deberes determinados por el cargo que ocupa.

El concepto de trabajo principal es la identificación de parámetros clave, que se expresan en valores numéricos y son valores medidos. Estos indicadores se consideran tanto cualitativa como cuantitativamente. En palabras simples, se considera que la competencia es una variedad de temas en los que un empleado está bien versado.

Para convertirse en un trabajador competente, debe tener el perfil de personalidad adecuado. Los expertos identifican alrededor de 50 parámetros, los principales de los cuales son:

  • Tendencia al autodesarrollo.
  • Autoorganización.
  • Auto confianza
  • La capacidad de tomar la iniciativa y presentar propuestas innovadoras.
  • La capacidad de asumir la responsabilidad de las decisiones tomadas
  • Habilidades de liderazgo
  • Pasión por los intereses de la empresa.

Para cada puesto, se desarrolla una lista no solo de características generales, sino también de parámetros privados.

Mucha gente utiliza erróneamente el término «competencia», reemplazándolo por el concepto de competencia. El significado de estas palabras es diferente. En el primer caso, nos referimos a la experiencia y los conocimientos adquiridos que permiten a una determinada persona hacer frente a las tareas planteadas y llevar a cabo tal o cual actividad. En otras palabras, el especialista debe resolver problemas en base a habilidades previamente adquiridas.

La complejidad del concepto de “competencia” implica no solo el dominio de la teoría, sino también la capacidad de aplicar los conocimientos en la práctica, adaptándose a una situación concreta.

Clasificación y tipos

En los últimos años, al contratar a un nuevo empleado en la plantilla, la dirección de la empresa tiene un enfoque integral para evaluar sus cualidades. Esto tiene en cuenta no solo las habilidades profesionales, sino también las personales. La política corporativa de muchas empresas se basa en analizar cuáles son las capacidades del potencial solicitante, su deseo de trabajar, la capacidad de construir una carrera y beneficiar a la empresa.

La clasificación más simple de competencias asume su división en función de la forma de origen. Hay cualidades que adquiere una persona desde el momento del nacimiento, las que se han ido acumulando en el proceso de determinadas actividades, así como las que son provocadas por experiencias en el proceso de adaptación a un nuevo entorno. Además, existe una clasificación especial que determina qué tipo de competencia es:

  • Comunicativo.
  • Lingüístico.
  • Informativo

La evaluación funcional en términos del nivel de comunicación implica la capacidad de interactuar con el equipo, hablar de manera competente, establecer contactos y evitar situaciones de conflicto. Esto también puede incluir la etiqueta corporativa, que implica adherirse a las reglas de conducta en la empresa, así como dominar la capacidad de reunir a grupos de personas de acuerdo con los intereses comerciales y profesionales. Al mismo tiempo, cabe destacar también la competencia no formalizada, que incluye la comunicación en un entorno informal (hobby, familia).

La categoría de lenguaje implica la organización de los enunciados de tal manera que quienes los rodean perciben el discurso de forma clara e inequívoca. Esto se aplica tanto a las negociaciones como a los pedidos en el flujo de trabajo diario para los empleados del departamento.

La interacción en el entorno doméstico y empresarial tiene una serie de diferencias. Uno de los signos de un líder competente u otra persona en un puesto directivo es la capacidad de mantener la subordinación con el personal, para limitar la gama de temas de comunicación. Un especialista competente también debe tener un dominio impecable del idioma hablado, comprender la estructura y las partes del discurso, el sistema de términos. Una parte integral del trabajo es la capacidad de debatir y mantener una conversación.

La competencia en información incluye el proceso continuo de obtención y análisis de datos y su uso posterior. Esto tiene en cuenta no solo el habla oral y escuchada, sino también los medios modernos de obtener información: computadoras e Internet.

Gestión y habilidades especiales

La formación de competencias es un proceso continuo, cuya dinámica depende de los deseos e intenciones de la propia persona. La estrategia de autodesarrollo incluye una tendencia a aumentar el nivel de autoeducación, así como a mejorar las habilidades de gestión. Existe la idea errónea de que las cualidades de un líder las adquiere una persona desde que nace. De hecho, todos pueden desarrollar el liderazgo por sí mismos. Un especialista puede dominar la competencia gerencial si adquiere las siguientes habilidades:

  • La capacidad de asumir la responsabilidad no solo de uno mismo, sino también de los demás
  • La capacidad de planificar actividades y organizar un flujo de trabajo
  • Motivarse a sí mismo y a su personal
  • Generación de nuevas ideas y estrategias
  • La capacidad de dividir preguntas y problemas en categorías «personales» y «profesionales».

En presencia de tales cualidades, una persona definitivamente se convierte en un gerente o líder informal competente y exitoso.

En cualquier profesión, se asignan competencias especiales. Por ejemplo, en el departamento de ventas, un empleado debe conocer las características técnicas de los bienes, las propiedades del producto, dominar la metodología de ventas y construir un modelo efectivo de interacción con el comprador.

En todas las industrias, se imponen requisitos especiales a los especialistas, cuyo cumplimiento les permite ser nombrados para un puesto bien remunerado.

Actualmente, existe una tendencia hacia el máximo enriquecimiento del individuo. Esto significa que la gestión de una gran empresa es imposible únicamente con la comprensión de los fundamentos de sus actividades. Al mismo tiempo, el líder debe guiarse por el funcionamiento de toda la industria, comprender los principios de competitividad, precios e intercambio de experiencias. Los psicólogos también destacan la necesidad de un alto desarrollo intelectual. Esto no solo contribuye a la ampliación de horizontes, sino que también aumenta el valor del individuo.

Las competencias intelectuales de un profesional incluyen la capacidad de una persona para percibir y memorizar información, recopilar datos y analizarlos, construir juicios lógicos y poseer flexibilidad conceptual. En algunos casos, las inferencias extraídas de los datos disponibles permiten tomar una decisión en condiciones de falta de información.

En el marco de las competencias, están estrechamente entrelazadas. Para el desarrollo armonioso de una persona, es necesario dominar diversas habilidades y habilidades.

Deja un comentario

Search