Responsabilidad del transportista por la carga

Una vez que el cliente ha entregado la carga al transitario, este último es responsable de cualquier daño hasta que la carga sea entregada al destinatario. Existen diferentes grados de responsabilidad por diferentes infracciones. 

¿De qué es responsable el transportista?

La responsabilidad del transportista comienza desde el momento en que recibe la mercancía del remitente. Cualquier daño o deterioro, robo de la carga, violación de las condiciones de almacenamiento e incluso retraso en la entrega se consideran responsabilidad del transportista. Cada caso puede tener sus propias razones y circunstancias. Dependiendo de ellos, el monto de la compensación al cliente puede variar. ¿En qué situaciones se verá obligado el transportista a compensar al cliente por las pérdidas?

Pérdida total o robo de carga

La carga puede ser robada mientras el conductor descansa o entregada en la dirección equivocada. La responsabilidad surge si el Transportista no pudo demostrar que la pérdida se produjo por razones que no pudieron evitarse. Todos estos eventos de fuerza mayor deben indicarse claramente en el contrato.

Pérdida parcial o escasez

La responsabilidad surge en los mismos casos que en caso de pérdida total de la carga. Es necesario completar correctamente los documentos para la aceptación y entrega de la carga al Cliente, ya que los desabastecimientos solo se pueden detectar en los documentos con un transporte absolutamente correcto (de lo cual el Transportista seguirá siendo responsable). Como en el caso de pérdida total, el Transportista puede probar que la pérdida se produjo por fuerza mayor y quedará liberado de responsabilidad.

Daño accidental o intencional a la carga.

Esto puede suceder en varios casos:

  • embalaje incorrecto;
  • aseguramiento inadecuado de la carga en el vehículo;
  • exceder la norma de carga en peso;
  • condiciones de almacenamiento inadecuadas;
  • conducción descuidada;
  • accidentes de tráfico con camiones;
  • carga y descarga inadecuada.

El Transportista no será responsable de los daños a la carga si fueron causados ​​por acciones del Cliente. Por ejemplo, si la carga se entregó en un embalaje inadecuado o si el transportista no fue informado sobre las propiedades de la carga.

Violación del plazo de entrega

El momento de la entrega de la carga debe especificarse al redactar el contrato o en la instrucción al Transportista. El transportista también es responsable de los plazos de entrega. Si circunstancias de fuerza mayor conducen a una violación de los términos acordados, el Transportista está obligado a notificarlo a su cliente.


Motivos de indemnización de pérdidas. ¿Cómo debe el Cliente aceptar la carga?

Para contar con una compensación por parte del Transportista, el destinatario no solo debe aceptar correctamente la carga, sino también notificarle sus reclamaciones de manera oportuna. Al aceptar la carga después de la entrega, se debe verificar el número de piezas y su integridad. 

Si todo está en orden con la carga, es necesario firmar los documentos de transporte. Si el destinatario tiene quejas sobre cantidad o calidad, es necesario elaborar un informe de escasez o daño en presencia del conductor que entregó la mercancía. Si la carga no se puede controlar inmediatamente después de la entrega (por ejemplo, se trata de algún tipo de equipo tecnológico), entonces los plazos durante los cuales el Cliente tiene derecho a presentar una reclamación deben acordarse de antemano entre el Cliente y el Transportista. Además, el cliente deberá demostrar que el daño o faltante fue culpa del Transportista.


Responsabilidad del Cliente hacia el transportista

Los clientes son responsables de la información proporcionada. Si el Transportista no fue informado sobre las características de la carga y las condiciones de su almacenamiento, la culpa de los daños recaerá en el Cliente. Si se acuerda entre las partes que la carga se entrega en los contenedores o embalajes adecuados, pero en realidad no es así, la responsabilidad por los daños a la carga recae en el cliente.

Deja un comentario

Search