¿Qué es el depósito aduanero en Gestión Logística?

Cuando se habla de gestión logística hay que tener en cuenta el comercio internacional, en concreto el comercio dirigido hacia al exterior. Es por ello que, una parte importante dentro del comercio es conocer un depósito aduanero, que son diferentes modelos de recintos que controlados por las aduanas y que permiten realizar operaciones para importar y exportar en unas condiciones óptimas durante su ejecución.

Estos depósitos aduaneros están situados en el territorio nacional, habilitados por la administración y bajo el control de una aduana. En ellos se permite el almacenamiento de mercancías con la posibilidad de someter las mismas a determinadas operaciones autorizadas y acogerse a una serie de beneficios como la exención de los impuestos de importación como aranceles o IVA, entre otros; pudiendo acogerse a los mismos cualquier mercancía no restringida legalmente, o técnicamente por las limitaciones de los depósitos, tanto si provienen de un tercer país, como comunitario e incluso nacional.

Los diferentes tipos de depósito aduanero que existen

Un depósito aduanero es público cuando el almacén puede ser utilizado por cualquier persona, o privado si están reservados al uso exclusivo del titular. Una de las razones más destacadas para el empleo de estos almacenes son principalmente de tipo financiero ya que, mientras las mercancías se encuentren en ellos están libres de impuestos, ofreciendo servicios especiales complementarios o manteniendo un mayor stock del producto y al mismo tiempo evitando elevados costes de infraestructura y administrativos que ello conlleva.

Existen diferentes tipos de depósitos aduaneros:

  • El almacén del depósito temporal (ADT) es un recinto en el que pueden permanecer las mercancías almacenadas un plazo máximo de 45 días para las expediciones procedentes del tráfico marítimo y 20 días para el resto de tráficos.
  • El depósito aduanero público (DAP) es un recinto en el que las mercancías pueden estar sin limitación de tiempo hasta el despacho de las mismas.
  • El depósito distinto del aduanero (DDA) se trata de un almacén fiscal que permite realizar operaciones de compra de mercancías a empresas importadoras o distribuidoras sin tener que pagar el IVA en el momento de la compra, evitando el pago del mismo durante su permanencia en el almacén.
  • Y por último, el depósito fiscal es un recinto que está debidamente habilitado y autorizado donde pueden almacenarse y en su caso transformarse en régimen suspensivo, productos objeto de los impuestos especiales como hidrocarburos, bebidas alcohólicas y tabacos.

El depósito aduanero es una herramienta altamente rentable en actuaciones dirigidas hacia el comercio internacional de carácter de intermediación. Pero, en los últimos años y debido a la crisis económica, muchas empresas han optado por externalizar este tipo de servicios ya que, de esta forma convierten los costes fijos en variables.

Search