Cómo elegir una nave industrial: criterios, diferencias, características, consejos prácticos

Tarde o temprano, los representantes de la industria manufacturera o comercial piensan: «¿Dónde almacenar todo y cómo elegir una nave industrial?» A primera vista, parece simple: encontré un anuncio interesante, llamé al propietario y alquilé el local.

Sin embargo, antes de tomar esta decisión tan importante sobre la elección de naves industriales, debe prestar especial atención a las necesidades de su negocio. ¿Qué tipo de distribución necesita?, ¿qué tipo de materias primas va a almacenar en ella? ¿Necesita sofisticados sistemas de seguridad?

Principales criterios de selección

Una nave industrial es un componente esencial de la cadena de suministro. Es necesaria una sala especialmente equipada para recibir, almacenar, acumular y ensamblar mercancías, empacarlas y enviarlas a los clientes. Además del cumplimiento del acuerdo, su lejanía de los edificios de producción y los proveedores es importante. Y todavía hay muchos criterios a considerar a la hora de elegir una nave industrial que sea ideal para un tipo particular de negocio.

De hecho, elegir una nave no es una tarea fácil y que requiera mucho tiempo, pero sí que tiene solución. Lo principal es saber por dónde empezar. En primer lugar, vale la pena decidir a qué productos se destinará. Entonces debes prestar atención a las siguientes características:

  • Seguridad de las instalaciones, falta de acceso al territorio de personas no autorizadas.
  • Cumplimiento del edificio con las normas de seguridad contra incendios.
  • Indicadores de temperatura y humedad, que es especialmente importante para el almacenamiento de productos alimenticios;
  • La ubicación geográfica de la nave industrial en relación con la oficina, naves industriales, estacionamiento de automóviles y camiones.
  • Disponibilidad y estado de carreteras o vias férreas de acceso.

Más información sobre alquiler de naves industriales en Barcelona

Variedades

variedades de almacén

Las naves industriales son diferentes y, por lo tanto, antes de concertar una cita con el propietario del local, debe decidir qué tipo de almacenamiento es adecuado para las características específicas de su negocio.

Según la finalidad de las naves industriales, existe la siguiente clasificación:

  1. Fabricación: un complejo para almacenar productos terminados, a menudo ubicado en el territorio de la empresa en las inmediaciones de las tiendas.
  2. Comercial: sirve a los propietarios de cualquier negocio.
  3. La distribución mayorista es un área de almacén que acepta productos de un fabricante mayorista y se entrega en piezas pequeñas a los clientes.
  4. Suministro: para almacenar materias primas, materiales, componentes para la producción.
  5. Minorista: almacenes de una empresa comercial.
  6. Aduana: un área para almacenar mercancías importadas y exportadas en el área donde opera el régimen aduanero.
  7. Estacional: para almacenar productos de temporada.

Cada tipo de visita a la nave industrial debe cumplir con los requisitos de las condiciones de almacenamiento del producto. Este será el garante de la seguridad de la mercancía y la ausencia de pérdidas que se deriven de daños al producto.

Al elegir un método de almacenamiento, considere:

  • Minorista: un lugar reservado para almacenar mercancías que no necesita protección contra la precipitación atmosférica;
  • interior: una estructura compleja con paredes y techo, aislada o enfriada si es necesario;
  • semicerrados: representan un área con un techo apoyado en pilares, también puede haber dos o tres paredes que protegen el lugar del viento.

Consejos para elegir una nave industrial

Imaginemos que has cuidado un local adecuado. A primera vista, te gusta todo. Ahora tienes que inspeccionar los edificios para elegir el almacén que mejor se adapte a tu negocio.

Cuadrado

El tamaño del territorio del complejo de almacenes determina el volumen de productos en él, así como las características de su almacenamiento. Si planea trabajar con cargas grandes, debe prestar atención al tamaño de la puerta.

Ubicación

La lejanía de las principales autopistas aumenta los costes logísticos y los costes de los productos. Una nave industrial sin rutas de transporte es una opción dudosa.

Tipo según el tipo de producto

Se tiene en cuenta el tipo de nave industrial con condiciones especiales de almacenamiento en función del producto. Las condiciones de temperatura, la disponibilidad de equipos de refrigeración son de gran importancia para almacenar alimentos o productos farmacéuticos.

Condición de la habitación

El edificio debe cumplir con las normas de seguridad contra incendios. El primer control, que revela una desviación de los estándares, puede suspender el negocio por un período indefinido. Por tanto, no subestime este factor. La habitación debe estar en buenas condiciones y no necesitar reparaciones, asegúrese de que el cableado eléctrico y otros sistemas sean confiables. Además, debe asegurarse de que no haya roedores e insectos en el área de la nave industrial.

Equipo

Para utilizar eficazmente una nave industrial, debe estar dividido en zonas y equipado con equipos especiales: racks, pallets, estantes y equipos automatizados. Se pueden utilizar varias opciones de almacenamiento para ahorrar espacio. Por ejemplo, las cargas pequeñas se pueden almacenar en cajas.

Estructura

La nave industrial implica la presencia de zonificación, que debe tenerse en cuenta al examinar la nave industrial. El área de carga y descarga de mercancías debe ser espaciosa. Es bueno si se proporciona la colocación simultánea de dos o más coches. En el área de aceptación, preste atención a la posibilidad de colocar equipos especializados. En el área donde se almacenará la mercadería, el techo y el piso deben estar en perfectas condiciones. Además, verifique el régimen de temperatura. Si tiene un piso en el sótano, pregunte si el agua se acumula allí durante un deshielo o una lluvia intensa.

Precio

El costo de una nave industrial puede incluir no solo el alquiler, sino también las facturas de suministro de agua, electricidad, servicios de seguridad y otros matices. En base a esto, puede elegir la logística de la nave, en la que el precio y la calidad se acercan al valor ideal.

Conclusión

Un propietario confiable se ocupa del estado de su nave industrial, lo repara de manera oportuna y mantiene una humedad y temperatura óptimas dentro del edificio. Si nota grietas en el exterior, en el interior del molde, significa que se cometieron graves errores durante la fase de construcción. Si algo anda mal no se apresure a firmar un contrato de arrendamiento, piense todo varias veces para tomar una decisión final.

Deja un comentario

Search