La evolución del Comercio Mundial

El Comercio Mundial (comercio mundial o también llamado exterior) es muy antiguo, según diversos estudios data su comienzo a partir del Imperio Romano con la libre circulación de mercancías y la instauración de una moneda única.

El Comercio Mundial en los últimos años, ha cobrado una importancia hasta ahora desconocida para la Comunidad Global. Como hemos dicho, el Comercio Internacional es muy antiguo pero el tipo de intercambio que se daba en el ámbito internacional jamás tuvo el gran impacto amplio y simultáneo entre países, empresas e individuos que existe hoy en día.

El renacer del Comercio Mundial

Tal crecimiento es único porque en las últimas décadas se ha rebasado en todos los sentidos el crecimiento de las economías nacionales. Actualmente, las compañías invierten a escala global y esto provoca que industrias enteras cambien de lugar a raíz de la internalización de especializaciones y la subcontratación de producción que hace que sean más eficientes. Y añadiendo las Nuevas Tecnologías, causantes de estos cambios en los negocios, provocan que ahora sea posible surtirnos y recibir productos de todo el mundo vía Internet.

Una consecuencia de esta gran evolución es que cada vez es más complicado para los consumidores, los líderes sindicales, los estrategas políticos y a veces hasta las mismas empresas definir donde se fabricó un producto en particular.

Otra consecuencia de este cambio en el Comercio Mundial, es que se han creado bloques comerciales que reúnen a un conjunto de países con el único fin de obtener beneficios. Estos bloques son:

  • Europa:Unión Europea, Asociación Europea de Libre Comercio y Acuerdo centroeuropeo de libre cambio.
  • Eurasia: Comunidad Económica Eurasiática.
  • África: Acuerdo de Agadir, Comunidad Africana Oriental, Unión Aduanera de África Austral, Comunidad Económica y Monetaria de África Central, Comunidad Económica Africana, Mercado Común de África Oriental y Austral y Unión Africana.
  • América: Mercosur y Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
  • El Foro de las Islas del Pacífico.

Este crecimiento en el Comercio Mundial ha producido que, no sólo los individuos y las empresas estén compitiendo en el frente nacional, sino también en el mercado global.  Porque el Comercio Mundial ha dado lugar a enlaces globales de mercados, tecnología y niveles de vida desconocidos e imprevistos con anterioridad. Al mismo tiempo, ha influido profundamente en la elaboración de políticas nacionales y a veces ha generado oportunidades y amenazas que son completamente nuevas para la empresas.

A raíz de los avances tecnológicos, las compañías pueden diferenciar sus actividades según el cometido y el contexto. En vez de operar en el lugar del mercado, pueden hacerlo en un espacio de mercado distinto, conservando el contenido.

Por lo tanto, para prosperar en un mundo de cambios bruscos y discontinuos, de influencias imprevistas, las empresas tienen que preparase y desarrollar respuestas activas. Tienen que inventar nuevas estrategias, hacer nuevos planes y cambiar la manera de hacer negocios. Por eso, para ganar y retener el liderazgo económico, político y moral es necesaria una adaptación activa y continua a este entorno mundial tan cambiante.

Porque, el crecimiento de las actividades Comerciales Globales genera mayores oportunidades, por lo que las actividades internacionales son cruciales para la supervivencia y el crecimiento de una empresa. Y para prosperar, las empresas deben adaptarse al Mercado Mundial.

Search