Zara, ejemplo de cadena de suministro




Impartido en el Máster de Logística y Distribución de muchas escuelas de negocios, el caso Zara es fiel ejemplo del método industrial mejor engrasado en términos de gestión logística, de ahí que se ponga de ejemplo en clases de todos los masters online y presenciales del mundo.

El propósito de esta vivencia de aprendizaje es construir la integración de una cadena de suministro a partir de un caso de estudio de empresas comercial. Para tales fines se eligió la empresa Zara .

La cadena de suministro es la integración de las partes que intervienen en los procesos de abastecimiento fabricación, distribución y venta de bienes y servicios. Las relaciones de colaboración entre los proveedores de materia prima, donde se fabrica como minorista y mayorista hasta llegar al consumidor final, lo que incluye la planificación y ejecución de distintas estrategias. Se dice que es la integración de las partes porque debe haber relaciones de colaboración y buena comunicación entre esas para poder llevar a cabo en la planificación de las mejores estrategias de discusión de las mismas de forma sutil.

En esta unidad vemos las generalidades de la cadena de suministro, aprendimos el concepto de cadena de suministro, los elementos principales que la conforman, los tipos de enfoque que pueden tener la importancia de tener una cadena de suministro bien estructuradas y que objetivos tiene la gestión y administración de la misma.




Para aplicar estos conceptos les voy hablar un poco sobre la cadena de suministro de Zara. Zara es una empresa española perteneciente al Grupo Inditex que se dedica al diseño fabricación y venta de ropa de moda internacional. Se encuentra presente en más de 69 países en Europa Asia África y América. Cuenta con su propia cadena de suministro cuyos principales objetivos: la disminución de costos de inventarios en los puntos de venta cuenta, con lo que cuenta con una impresionante capacidad de respuesta inferior a las 62 horas, pero abasteciendo así dos veces por semana obteniendo también el beneficio de mayor espacio en las tiendas destinadas a la vez.

Para minimizar el tiempo de reabastecimiento lo haces mediante la integración de todas las partes de la cadena y así contar con información de las existencias de inventarios en tiempo real para garantizar la disponibilidad del producto en tiempo lugar y forma. Otro objetivo es la reducción de costos de producción utilizando economías de escala con sus proveedores. Podemos observar que los proveedores abastecen a las fábricas de Zara en donde se producen grandes cantidades y se envían a un único centro de distribución al cual están conectadas por túneles muy largo. Este método funciona como un almacén enorme que abastece a más de 540 tiendas mediante sistemas muy organizados.

Las tiendas de Zara se encuentran en el último nodo logístico en contacto con el cliente que mayormente es el consumidor final. Zara cuenta con especialistas en la gestión de la cadena de suministro por lo cual podemos observar que sus procesos son óptimos.