Volumen de negocios: qué es, estructura, indicadores y tipos de volumen de negocios en el comercio

Determinar la eficacia de un punto de venta existente, o de una organización comercial en su conjunto, requiere un análisis de datos clave para el período del informe. El proceso de conversión de bienes y servicios en términos monetarios implica transacciones periódicas con clientes o contrapartes, que son la principal fuente de financiación. El monto de cada transacción concluida se convierte en un elemento que forma el conjunto final y está determinado no solo por el valor real, sino también por otros signos que son significativos para evaluar el estado actual de las cosas en la economía. ¿Qué es la facturación minorista de una tienda o una empresa en el comercio en palabras simples, qué se mide y en qué consiste, cómo caracteriza este concepto los indicadores de ingresos por ventas de la empresa y se utiliza al planificar tácticas y estrategias comerciales?

Vista general

Comencemos con una definición básica. El volumen total de ventas de la organización, expresado en efectivo o en especie, y relacionado con un período de tiempo determinado, que es el período del informe, desde el punto de vista de la teoría económica, se caracteriza por el término «facturación». Un significado similar también se aplica cuando se trata del ciclo de circulación de productos terminados, materias primas o materiales para ser vendidos en el curso de transacciones comerciales. La estructura bruta cubre todo tipo de categorías, tanto de alimentos como de no alimentos, y es uno de los criterios financieros utilizados para evaluar el desempeño de una sola empresa.

La fórmula para calcular el volumen de ventas al por menor de bienes a precios comerciales comparables es una herramienta que se utiliza en el marco de la contabilidad y la contabilidad fiscal, se utiliza para planificar las actividades de la empresa y le permite tomar decisiones de gestión clave basadas en el datos operativos recibidos. En el transcurso del estudio analítico, se utilizan criterios diferenciadores para distinguir los segmentos mayorista y minorista como categorías separadas, así como para clasificar los grupos de productos vendidos por su nivel de importancia en el sistema general de la matriz de surtido. Además, el valor del volumen de negocios de una empresa de comercio minorista o el volumen de negocios de una organización de almacén es uno de los elementos necesarios para determinar el grado de rentabilidad real.

Cómo se calcula el indicador

calcular el volumen de negocios

El cálculo del valor deseado implica el uso de varios métodos, tanto simplificados como multifactoriales. La idoneidad de aplicar un enfoque particular está determinada por el tamaño de la empresa: para empresas pequeñas o empresas privadas, a menudo no hay necesidad de profundizar en matemáticas complejas. La opción más simple es el producto de la cantidad de bienes vendidos y su costo, lo que demuestra claramente el volumen de ventas en términos financieros para una posición específica.

Es decir, si describe con sus propias palabras qué es una facturación, este esquema contable se puede representar mediante un ejemplo simple. Digamos que en un mes la organización vendió 1 mil paquetes de galletas, el precio de una pieza es de 50 euros. El valor total de esta posición de nomenclatura en el período del informe ascendió a 50 mil euros. Se aplican mecanismos similares a cada artículo, después de lo cual se resumen todos los resultados, lo que le permite tener una idea general de los ingresos entrantes de la empresa.

Sin embargo, otro indicador que caracteriza la dinámica de los cambios en el nivel de comercio se considera más interesante e informativo para el análisis. El coeficiente dinámico le permite comparar los resultados de diferentes períodos de tiempo. Digamos que en septiembre la cantidad de ventas minoristas de una tienda ascendió a 100 000 euros, mientras que en diciembre los mismos datos ya eran 140 000. La proporción se forma de acuerdo con la siguiente fórmula:

(TDF 1*100)/(TDF 2)

En este caso, un resultado de 1,4 indica un aumento de mes a mes, lo que se caracteriza como una tendencia positiva. Sin embargo, es importante considerar que dicho parámetro aún no es una confirmación de un aumento en la ganancia de la empresa. Al comparar períodos, el costo de compra de los productos vendidos debe permanecer sin cambios; de lo contrario, la rentabilidad debe calcularse para cada uno de los segmentos por separado y luego compararse de manera similar.

¿Por qué se calcula la facturación real?

En general, este es uno de los marcadores de control que proporciona una base analítica para evaluar el estado actual del negocio. La exploración de datos proporciona información útil sobre:

  • La dinámica del desarrollo del punto de venta.
  • Dependencia de los ingresos de las promociones de marketing.
  • Influencia de factores externos.
  • Eficacia de la matriz de surtido.
  • Consecución de indicadores clave.

Los resultados de los cálculos se utilizan en la planificación y ayudan a realizar una previsión adicional a corto y largo plazo. Además, los datos sobre el volumen y la estructura de la facturación de la empresa son la base para determinar aún más la rentabilidad, la marginalidad y otros indicadores que caracterizan el éxito de las actividades comerciales.

Deja un comentario

Search