¿Se pueden solicitar préstamos con ASNEF?

Los préstamos con ASNEF son una fórmula de financiación específica para este nicho de clientes. ¿Quieres saber más? Aquí te facilitamos las principales claves para que conozcas cómo funcionan.

Los préstamos con ASNEF, qué son y cómo conseguirlos

La definición de préstamos sin nómina se ajusta a una premisa básica, que es que se concede aunque tengas un historial crediticio negativo. Por lo general, son préstamos personales de corta duración y de cantidades limitadas, aunque, según la idiosincrasia del cliente, puede haber numerosos matices.

Lo cierto es que tener un problema con ASNEF no equivale a carecer de capacidad de pago. De hecho, en muchas ocasiones hay problemas debido a discrepancias por el pago de una factura que generan la inclusión.

Cantidades concedidas

Lo primero que conviene señalar es que los préstamos rápidos con ASNEF son de cantidades variables, pero por lo general, reducidas. Eso sí, va a depender de las garantías y la capacidad de pago. En consecuencia, podrás obtener entre 50 y hasta 10.000 euros en algunos casos.

¿La razón? Los préstamos con ASNEF, si se proporcionan garantías de pago, no se van a diferenciar de un préstamo personal convencional. Por lo tanto, y como son las garantías y el perfil de riesgo la referencia, convendrá tenerlo en cuenta.

Plazos de devolución

Los plazos de devolución de los préstamos con ASNEF dependerán, fundamentalmente, de las condiciones exigidas y garantías aportadas. En cualquier caso, esta es una variable muy elástica, puesto que puede ser de 5 días o de 2 años; algunas empresas llegan a ofrecer plazos de devolución de hasta 6 o 7 años. Por lo tanto, en este caso será importante conocer la política de cada prestamista.

Condiciones exigidas

Las condiciones exigidas en un préstamo con ASNEF pueden cambiar según el caso, pero sí existen algunos puntos imprescindibles. Son estos:

  • Mayoría de edad, es decir, 18 años. Esto sin obviar que, en algunos casos, se impondrán límites a partir de una determinada edad, que suele coincidir con la de jubilación.
  • Residencia en España demostrable. Esto es fundamental, porque se va a exigir un arraigo (DNI o TIE).
  • Fuente de ingresos recurrente o garantía equivalente. Las opciones son, o proporcionar algún justificante de ingresos como pueden ser recibos de suministros (luz, agua, gas, teléfono o internet) o liquidaciones de impuestos (IVA o IRPF, fundamentalmente) o, en segundo lugar, proporcionar alguna propiedad inmobiliaria o rústica como garantía.
  • Avalista externo. En algunos casos, cuando no existen otras alternativas de financiación, se tendrá que aportar la garantía de un avalista externo.

Intereses

La tasa de interés en un préstamo personal con ASNEF variará en función de su cuantía y periodo de devolución. En cualquier caso, y a diferencia de otras modalidades, aquí no suele haber ofertas al 0 % de interés. Por lo general, se suele cobrar, de media, un 4.264,93 % TAE. Vale, pues, la pena, tenerlo presente.

En conclusión

La posibilidad de obtener préstamos con ASNEF es sencilla en Mokani, y con unos requisitos reducidos. Esta es una buena forma de conseguir financiación de distintas cantidades y periodos de devolución.  ¡No dejes de contactarnos para saber más!

Deja un comentario

Search