¿Qué es la dirección financiera externa?

La contabilidad externa puede subcontratar los muchos procesos relacionados con la cuenta de pérdidas y ganancias de su empresa, así como para los estados financieros anuales . Esto le ahorra un tiempo valioso para el trabajo real en la empresa y no tiene que lidiar con las numerosas obligaciones contables. Pero, ¿cómo funciona la contabilidad externa y a qué aspectos debe prestar atención durante la implementación?

Edventure – Dirección financiera nos descubre los múltiples beneficios de externalizar la Dirección Financiera de tu empresa

¿Qué es exactamente la contabilidad externa?

No siempre es fácil disponer de tiempo durante la jornada laboral para gestionar las tareas administrativas relacionadas con el seguimiento de las cuentas de tesorería. Sin embargo, es una misión fundamental que contribuye a la sostenibilidad de la empresa. Es fundamental, en el día a día, gestionar el flujo de información, analizarlo y asegurar el control de riesgos y capital para tener una visión clara de los recursos y poder gestionar la actividad.

Al igual que muchas otras tareas para determinar las pérdidas y ganancias, la contabilidad externa es parte de la contabilidad. Este es un proceso continuo que se lleva a cabo a intervalos regulares y tiene como objetivo determinar su situación financiera. En la mayoría de los casos, la contabilidad se puede administrar de forma completamente digital, por lo que no tiene que preocuparse por montañas gigantescas de archivos en los armarios de la empresa.

Estas tareas se asumen en la contabilidad externa.

contabilidad externa

Una mirada a los detalles de la contabilidad externa muestra que hay muchas tareas diferentes en esta área. Los siguientes aspectos juegan un papel decisivo en este punto y representan las numerosas actividades y tareas recurrentes de sus administradores:

Documentación

Para mantener una descripción general a efectos fiscales, es necesario documentar los ingresos y gastos con recibos. Los documentos y recibos asociados con el balance general deben conservarse durante un período de al menos cinco años para garantizar la trazabilidad de todas las transacciones comerciales. En la contabilidad externa, sin embargo, suele ser suficiente proporcionar almacenamiento digital y administrar los datos de esta manera.

Suministro de información

A petición de la hacienda pública, la contabilidad externa está obligada a proporcionar información específica sobre la situación financiera de una empresa. A partir de los datos disponibles, se calcula la carga fiscal para los próximos trimestres y ejercicios con el fin de reducir la carga puntual para el contribuyente. La contabilidad dentro del departamento de contabilidad trabaja en estrecha colaboración con las instituciones públicas en todo momento.

Control de los datos

Además de contabilizar facturas y notas de crédito, también se comprueba la rentabilidad y la eficiencia. Se puede hacer una distinción entre varias áreas comerciales para determinar las diferencias entre los departamentos y mantener una visión general. Las cifras obtenidas dan lugar a recomendaciones específicas y/o estratégicas de actuación para asegurar la liquidez. El control de datos constante significa que incluso los cambios menores son siempre visibles.

Cuenta de ganancias y Perdidas

La gran cantidad de datos sobre la situación financiera se procesa dentro del departamento de planificación. De esta manera, la administración puede asegurar la recuperación y comenzar los estados financieros anuales. En la mayoría de los casos, se compone de estados de cuenta mensuales individuales para que el estado de resultados sea lo más transparente y cerrado posible. En este sentido, podrá tomar nuevas decisiones en la empresa con más determinación.

Contabilidad

Al sopesar los beneficios y las pérdidas, también se puede elaborar un balance a medida. Los numerosos contables financieros auditados garantizan una evaluación completa y elaboran el correspondiente balance. Esto deja claro cómo será el desarrollo económico de su empresa durante períodos de tiempo más largos y tomar las decisiones estratégicas adecuadas. De esta manera, puede ver rápidamente en qué dirección se está desarrollando en la empresa.

Subcontrate actividades complejas y ahorre tiempo

La contabilidad externa con su cuenta de pérdidas y ganancias es una de las tareas más complejas de su gestión. Para no tener que contratar empleados adicionales para esta área, es conveniente la subcontratación del trabajo asociado. De esta manera, puede tener su balance y los estados financieros anuales asociados elaborados convenientemente sin tener que preocuparse por un esfuerzo adicional. Ya no tiene que preocuparse por su rentabilidad cuando se trata de subcontratar la contabilidad externa. Con los proveedores de servicios adecuados, puede minimizar sus gastos operativos y aumentar la eficiencia de su trabajo diario.

Deja un comentario

Search