¿Por qué las empresas sostenibles consiguen financiarse mejor?

La sostenibilidad se ve ahora no como un obstáculo para el crecimiento, sino como uno de los componentes más importantes del proceso de recuperación, que es más estable y eficiente y sirve mejor al sector real de la economía.

El sistema financiero europeo, con el apoyo de personas e instituciones, avanza hacia una economía verde baja en emisiones de carbono. Las instituciones financieras europeas, en particular sus fondos de pensiones y compañías de seguros, reconocen los beneficios a largo plazo de la sostenibilidad en el centro de sus modelos de negocio.

En la financiación para empresas siempre se recomienda acudir a asesorías especializadas en finanaciación.

Apuesta europea para financiar empresas sostenibles

sosteniblidad en europa

En Europa ya se están tomando medidas que forman parte de lo que se comienza a denominar una “revolución silenciosa”. Un número creciente de países se está dando cuenta de la necesidad de vincular las finanzas con las dimensiones social y ambiental de la prosperidad a largo plazo:

  • Francia se convirtió en pionera el año pasado al emitir una innovadora ley de reestructuración energética. Se están introduciendo nuevas etiquetas para ayudar a los consumidores individuales a elegir productos que sean sostenibles.
  • España, Portugal y Alemania ofrecen ejemplos adicionales de estas transformaciones del mercado.
  • Italia lanzó recientemente un diálogo nacional sobre finanzas sostenibles.
  • Suecia ha incluido un nuevo objetivo de política en su último presupuesto que vincula las finanzas con el desarrollo sostenible.
  • El banco central holandés, DNB, ha abogado recientemente por una perspectiva a largo plazo, un precio adecuado del carbono y una mayor transparencia.

Pero, ¿en qué me beneficia ser empresa sostenible?

La sostenibilidad es ahora una preocupación mundial:

En el último año los consumidores han recompensado a las empresas que están tomando medidas para reducir el calentamiento global comprando sus productos.

Cada vez más, los consumidores castigan a las empresas que se oponen a la acción climática evitando sus productos.

los consumidores elegen más activamente productos de marcas en la que aparecen en sus envases o campañas de publicidad sus credenciales de sostenibilidad.

En el plano subjetivo, es una realidad que los compradores se sienten mejor cuando compran productos que se producen de manera sostenible.

Los inversores quieren sostenibilidad y rendimiento financiero

Para estar bien posicionadas para el futuro, las empresas reconocen que su valor a largo plazo está cada vez más vinculado a sus principios, prácticas e impacto en la sociedad.

Parece haber pocas dudas de que la responsabilidad ambiental, social y de gobierno corporativo es complementaria a la rentabilidad y el retorno de la inversión.

La sostenibilidad tiene sentido comercial y reduce el riesgo operativo

El cumplimiento de los criterios de sostenibilidad permite a los inversores evitar empresas cuyas prácticas podrían tener un factor de riesgo. El derrame de petróleo de BP en 2010 y el escándalo de emisiones de los coches Volkswagen son solo dos ejemplos que hicieron que los precios de las acciones cayeran en picado y resultaron en miles de millones de dólares en pérdidas asociadas.

Diferentes estudios norteamericanos muestran que las empresas que adoptaron políticas de sostenibilidad ambiental en la década de 1990 han superado a las que no lo hicieron.

Utilizando una muestra emparejada de 180 empresas con sede en EE. UU., 90 de las cuales se clasificaron como de alta sostenibilidad y otras 90 como de baja sostenibilidad, el estudio mostró que durante un período de 18 años las empresas de alta sostenibilidad superaron drásticamente a las de baja sostenibilidad. en términos de desempeño bursátil y contable.

Aprovechando las tecnologías en todo un ecosistema

El uso de tecnologías digitales permitirá instrumentos financieros innovadores y sostenibles. Big data, aprendizaje automático, inteligencia artificial y blockchain están reduciendo la información asimétrica, lo que permite a los participantes de un ecosistema identificar, evaluar y valorar el riesgo .

Financiar proyectos sostenibles ofrecen amplios beneficios sociales, económicos y ambientales específicamente alineados para cumplir con los Objetivos y subobjetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Conclusión

Las empresas e inversores que pretenden generar rendimientos a largo plazo para sus accionistas no pueden ignorar la sostenibilidad, ya que los factores ambientales, económicos, de gobernanza y sociales pueden afectar la rentabilidad de la empresa.

Deja un comentario

Search