Finalización del discurso: 9 técnicas espectaculares

Saber cómo y poder construir el comienzo de un discurso público es solo la mitad de su éxito. Completar el discurso se considera una habilidad igualmente importante en la oratoria. Usando las 9 técnicas efectivas que se describen a continuación, su actuación será recordada durante mucho tiempo, dejará una impresión agradable y producirá el efecto deseado.

Para un buen final, es posible usar una técnica, y solo algunas de ellas, y todas a la vez. La combinación puede ser cualquier cosa dependiendo de sus necesidades. Tenga en cuenta que cada movimiento posterior reforzará el anterior. Algunas te pueden parecer muy parecidas, pero hay diferencias fundamentales entre ellas, aunque no muy notorias a primera vista…

Usemos un discurso público sobre los peligros de los cigarrillos como ejemplo. Entonces, imagine que está terminando su charla frente a fumadores empedernidos. Vea las opciones de muestra debajo de cada técnica descrita.

Técnicas de finalización del discurso

Técnica 1: resumen

Resume tu discurso, organiza la información, recuerda los puntos principales. Aquí resumes y recuerdas en retrospectiva exactamente de lo que estabas hablando.

Ejemplo: Entonces, hoy planteamos el tema del tabaquismo en la sociedad moderna, decidimos cómo la nicotina puede dañar el cuerpo y qué hacer al respecto.

Táctica 2: conclusiones

No debe confundirse con un resumen, porque se trata de un examen más profundo del problema. Aquí debe sacar una conclusión basada en lo que dijo anteriormente. Es decir, debe responder a la pregunta: ¿qué se desprende de toda la información presentada?

Ejemplo: Creo que nadie tiene dudas de que fumar es perjudicial para la salud.

Técnica 3: recomendaciones

Proporcione orientación a los participantes sobre cómo abordar el problema.

Ejemplo: Debido al enorme daño que provoca fumar en el organismo, mi principal recomendación es eliminar la causa, es decir, dejar de fumar.

Técnica 4: próximos pasos, acciones

Proporcione a los oyentes un plan de acciones concretas para sus recomendaciones, indique qué se debe hacer exactamente. Por cierto, esta técnica se considera muy eficaz para completar una reunión de planificación.

Ejemplo: debe elegir el método para dejar de fumar que le resulte más cómodo y menos doloroso, y seguirlo a toda costa.

Táctica 5: llamada a la acción

Tenga en cuenta que esto siempre se usa en los anuncios porque funciona. Adquiera el hábito de utilizar palabras que induzcan a la acción en los discursos públicos. No te arrepentirás…

Ejemplo: ¡Saque su paquete de cigarrillos y encendedor de su bolsillo ahora mismo y tírelos a la basura!

Técnica 6: repetir el pensamiento inicial

En la literatura existe tal concepto: una composición de anillo, cuando al final de un trabajo se repite algún elemento desde su comienzo. Al hablar en público, se ve tan impresionante como en el arte. Al final, vuelve al principio.

Ejemplo: Al principio dijimos que 3.5 millones de personas mueren por fumar en nuestro país cada año. ¡Está en tu poder influir en esta figura! ¿No me crees? Comience con usted mismo y notará cómo cambiará el mundo que lo rodea, porque al menos un sacrificio de tabaco disminuirá.

Técnica 7: demostración del teorema

Si en un discurso ha probado o refutado algo, ¡asegúrese de usar esta técnica!

Ejemplo: ¿No son los numerosos estudios de médicos, estadísticas, fotografías aterradoras de órganos afectados por el tabaco, presentados en este informe, prueba incontestable de los daños del tabaquismo?

Táctica 8: cumplido

Para animar a su audiencia, asegúrese de elogiarlos, darles un cumplido directo y abierto.

Ejemplo: Fue un gran placer para mí comunicarme con usted hoy. No recuerdo la última vez que tuve la oportunidad de hablar para una audiencia tan interesante y agradecida.

Táctica 9: broma

Para dejar un «regusto» agradable a tu discurso, especialmente si tu tema tiene poco de positivo, bromea al final. Sin embargo, ¡cuidado! El chiste debe encajar bien en el contexto. Y es mejor pensarlo con anticipación para que no suceda un incidente. Las historias divertidas relacionadas con usted personalmente son especialmente bien recibidas por la audiencia: bromee sobre usted. Ríete de ti mismo con tus oyentes, y ellos se compadecerán de ti.

Ejemplo: Una vez empecé a fumar de colegial para demostrar que soy un hombre… Después de 30 años de experiencia dejé de fumar, nuevamente para demostrarme (y sobre todo a mí mismo) que soy un hombre.

Errores de finalización del discurso

Veamos ahora cómo no dejar de hablar en público:

  • Una broma que no esté relacionada con su tema puede tachar toda la presentación anterior. La audiencia simplemente olvidará lo que dijiste antes y tu objetivo no se logrará.
  • Nunca te disculpes o pongas excusas, por ejemplo, por el hecho de que no todos han abrazado o cansado al oyente, etc.
  • Si ya ha llegado a una conclusión, no recuerde nada adicional, no haga las llamadas digresiones líricas después de ella, de lo contrario, «engrasará» su interpretación.
  • No puede irse sin completar su informe.
  • No termines en negativo, tu audiencia debe quedar con esperanza, optimismo e inspiración después de tu discurso.
  • Evite la frase fórmula «Bueno, eso es todo lo que quería decir». Es mejor simplemente agradecer a la audiencia o usar las técnicas descritas anteriormente.

Conclusión

Completar un discurso es una de las partes más importantes de cualquier discurso público. Preste la debida atención y podrá transmitir su pensamiento e idea a la audiencia de la manera más efectiva posible.

Deja un comentario

Search