¿Cómo evitar el despilfarro en la Producción?

El Despilfarro en la Producción es lo que se intenta evitar a toda costa en una producción, por eso hay muchas empresas que utilizan el Sistema Lean Manufacturing para evitar ese derroche. Porque un sistema de producción es aquel que da una organización para agilizar la ejecución y el planteamiento del proceso industrial. Además, porque es el responsable de la producción de bienes y servicios en las empresas.

El Despilfarro en la Producción: en busca del Valor Añadido

Cuando se habla de Producción se considera Valor Añadido a las operaciones que son necesarias e imprescindibles para transformar una materia prima en producto finalizado, pasando por todos los niveles de elaboración.

El Valor Añadido son operaciones que suponen un coste pero que los clientes están dispuestos a pagar, ya que sin ellas, no se podría obtener el producto deseado.

Sin embargo, todas las operaciones o situaciones que supongan un coste para la planta y que el cliente no está dispuesto a pagar porque no han aportado nada al producto, ni se distingue de la competencia son Despilfarro en la Producción.

Por lo tanto, los procesos que aportan valor añadido al producto son costes que hay que asumir. Por el contrario, la reducción del despilfarro supondrá optimizar los costes de producción sin alterar las características del producto.

Por lo tanto, el objetivo final de cualquier Producción es eliminar el despilfarro. Y a través de estos tres pasos se puede ganar la batalla en la “guerra al despilfarro”:

  • La primera acción que hay que hacer, es buscar a lo largo de toda cadena de producción cuáles son las operaciones efectuadas y que aportan valor añadido al producto y cuáles se pueden evitar, sustituir u optimizar manteniendo la calidad del producto.
  • En segundo lugar, una vez localizadas las operaciones que son un despilfarro para la producción se actuará utilizando la técnica Lean que más se ajuste a cada caso.
  • Por último, el tercer paso es aplicar las técnicas necesarias para llevar a cabo la estandarización del nuevo proceso ya optimizado. De esta manera, dicho proceso formará parte de la línea de producción, la cual seguirá siendo susceptible de la mejora continua.

Y para eliminar el despilfarro es fundamental conocer los tipos de derroches que existen:

  • Despilfarro por sobreproducción, que es fabricar por encima de lo que necesita el cliente y suele producir grandes costes de almacenaje.
  • Despilfarro por tiempos de espera que en definitiva, es tiempo perdido y retrasos, tanto de las máquinas como del personal, dando lugar a operarios parados o con excesiva carga de trabajo.
  • Despilfarro por exceso de existencias, que es el amontonamiento de material que es innecesario y que no es demandado por el cliente y no se va a utilizar de manera inmediata.
  • Despilfarro por movimientos innecesarios y transporte, porque se tienen que prever los diferentes recorridos para que sean eficientes y no se produzca este tipo de gasto innecesario.
  • Despilfarro por defectos a la hora de producir que no generan ningún tipo de valor y se traducen en un desperdicio enorme de mano de obra, de materiales y la insatisfacción por parte del cliente.

En definitiva, aun conociendo los tipos de Despilfarro en la Producción y el cómo eliminarlos no siempre se consigue que exista una optimización de los costes de producción sin alterar las características del producto. Por eso, no sólo hay que saber este tipo de características sino conocer todo el entramado de una Cadena de Producción a través de un Máster en Logística.