Conoce cuál es la clasificación de la materia prima


¿Sabes cuál es la clasificación de la materia prima? Antes de contarte, conozcamos que es. La materia prima es una materia prima natural que debe someterse a un proceso de producción hasta que se convierta en un producto terminado. Las materias primas pueden ser de origen animal, vegetal o mineral, en forma sólida, líquida, suspensiones y gases, renovables o no.

Así que una materia prima es un material extraído de la naturaleza y transformado para producir materiales que luego se convertirán en bienes de consumo. Las materias primas ya manufacturadas, pero aún no definitivamente bienes de consumo se denominan productos semiacabados.

Estos son los tipos y clasificación de la materia prima

Las materias primas son sustancias que se extraen directamente de objetos naturales. Se pueden clasificar en tres categorías:

Animal: lana, seda, pieles.

Vegetal: algodón, madera, corcho, lino.

Mineral: cobre, mármol, arcilla, hierro.

Mineral arcilla

Las materias primas se transforman mediante procesos físicos y químicos en los diversos tipos de materiales que se utilizan para la fabricación. Están preparados para que estén listos para usar para hacer muchos productos diferentes llamados productos manufacturados.

Los materiales técnicos son materiales comunes utilizados para fabricar productos manufacturados. Vidrio, acero y metales, plástico, porcelana y cerámica, tablones u hormigón son ejemplos de materiales.

Obtenemos materias primas de la naturaleza, las procesamos para fabricar materiales y finalmente fabricamos productos con estos materiales.

Materias primas renovables y no renovables

Entre la clasificación de la materia prima están las renovables y no renovables. Hay materias primas renovables que se renuevan constantemente y materias primas no renovables cuya cantidad es limitada.

Materias primas renovables

Provienen de la naturaleza viva e incluyen materiales animales y vegetales que generalmente son producidos por la agricultura, la silvicultura o la pesca. Se regeneran constantemente en ciclos relativamente cortos (de unos pocos días a unas pocas décadas).

Materiales animales:

Por ejemplo, lana, pieles, huesos, carne, mariscos, pescado, grasa animal…

Materiales vegetales:

Por ejemplo, cereales, madera, caucho, algodón, algas, grasas vegetales… pero también frutas y verduras procesadas.

Materiales vegetales algas

Te gustará leer: Cuáles son los tipos de transporte logístico

Materias primas no renovables

Estos son los materiales que no se regeneran a escala humana. Se forman en procesos geológicos que duraron millones, incluso miles de millones de años. Distinguimos:

  • Materiales energéticos, como carbón, petróleo, gas…
  • Materiales metálicos, como aluminio, hierro, oro, plata, platino…
  • Minerales, como arena, grava, arcilla, piedra, pizarra…
  • Materiales utilizados en química, como el aceite, la piedra caliza, la sal…

Hasta el siglo XIX, las materias primas renovables  como la madera en la construcción de muebles, el cáñamo y el lino en la industria textil, las grasas y los aceites vegetales se usaban principalmente en la fabricación de pinturas, barnices, Velas y jabón.

A partir de la Segunda Guerra Mundial, las materias primas no renovables se  hicieron cada vez más importantes, en particular gracias al rápido desarrollo de la industria petroquímica, que convirtió el petróleo y el gas en plásticos y otros productos sintéticos.

Consumimos más y más materias primas

Ya que hemos venido estudiando la clasificación de la materia prima, es necesario saber que cada día las consumimos más. Las materias primas han sido explotadas, utilizadas y comercializadas por los humanos desde el comienzo de su existencia. Desde la revolución industrial, el consumo de materias primas ha crecido constantemente.

Así, por ejemplo, entre 1892 y 1992, el consumo de minerales se multiplica por 37 y el de los recursos energéticos por 17, mientras que, en el mismo período de tiempo, la población mundial se ha multiplicado “solo” por 4.

El aumento en el consumo ha sido el más fuerte durante los últimos 50 años. Gracias al creciente conocimiento de geología, química y conocimiento de materiales y también a procesos de extracción más eficientes, cada vez se descubren y explotan más depósitos de materias primas.

Cada vez se utilizan más materias primas

Desde la Segunda Guerra Mundial, se han extraído más materias primas que durante la historia humana.

Puedes leer: ¿En logística, cómo es el transporte de la materia prima?

Cada vez se utilizan más materias primas

A través de la investigación científica y el progreso técnico y la ayuda de procesos de fabricación y procesamiento constantemente mejorados, se encuentran nuevas posibilidades de uso. Por lo tanto, hoy en día, la gama de diferentes materias primas utilizadas se expande constantemente.

En 2002, la cantidad de recursos consumidos en todo el mundo ascendió a 53 mil millones de toneladas. Se estima que en 2020 esta cifra aumentará a 80 mil millones de toneladas.

Los cazadores-recolectores consumieron aproximadamente 1 tonelada de recursos por persona por año, mientras que hoy, para un habitante de los países industrializados, este consumo es de entre 15 y 35 toneladas.