¿Cómo limpiar la plata? Use una de los siguientes 6 trucos caseros

Método 1: limpiar plata con soda y papel de aluminio

Esta es la receta más rápida para limpiar plata y una de las más efectivas. Para ello siga los siguientes pasos:

  1. Coloque papel de aluminio y un artículo plateado en el fondo de la sartén.
  2. Hervir el agua y agregarle bicarbonato de sodio o carbonato de sodio por 1 litro de agua 50 g. refresco
  3. Espera a que la mezcla hierva a fuego lento y llena la decoración con esta solución
  4. La soda y el aluminio reaccionarán con sulfuro de plata y después de unos minutos la negrura desaparecerá. La cadena o los pendientes brillarán como nuevos. Enjuague con agua corriente y seque.

limpiar plata con bicarbonato de sodio

No limpie los objetos de plata con soda “seca”. Los abrasivos afectan agresivamente la estructura porosa de los insertos naturales: perlas, turquesas, corales, etc. Las piedras se nublan con el tiempo y pierden su brillo natural.

Método 2: limpiar plata con solución de amoniaco

El amoníaco es la forma más fácil de hacer plata 100% limpia. En segundos devuelve su brillo, ya que disuelve las capas negras de la superficie. Todo lo que se necesita es:

  1. Verter amoníaco en un frasco cerrado.
  2. Coloque sus anillos, cadenas o cualquier objeto de plata y agite vigorosamente
  3. Tan pronto como se limpie el objeto, enjuague con agua y seque.

Método 3: limpiar plata con pasta de dientes

La pasta de dientes contiene micropartículas de pulido abrasivo: tiza, arena u otras, que eliminan excelentemente la placa de las joyas de plata sin rayarlas. Siga los siguientes pasos:

  1. Aplica la pasta en un pincel humedecido. Es aconsejable que los hilos del pincel sean suaves.
  2. Limpia suavemente la superficie y penetran más profundamente en las cadenas, anillos o aretes decorados.
  3. Finalmente, enjuague las joyas con agua tibia y frótelas con un paño suave de microfibra.

limpiar plata pasta de dientes

Si aún permanece la negrura en la cadena de plata u otras joyas, intente de esta forma más agresiva. Mezcle amoníaco con pasta de dientes. Frote el producto con este compuesto, luego enjuague con agua.

Método 4: limpiar con yema de huevo

Este método “nos llegó” desde la antigüedad, cuando las joyas de plata se valoraban más que el oro. Siga los siguientes pasos:

  1. Sumerja un trozo de algodón en la yema
  2. Frote la superficie de plata.
  3. Déjelo secar y enjuague con agua.

Su colgante o broche no solo se limpiará bien, sino que tampoco se ensuciará durante mucho tiempo. La yema de huevo protege contra los óxidos que causan el dorado.

Método 5: limpieza con refresco y agua

Diluya 1-2 cucharadas de refresco y 500 ml de agua en una cazuela. Ponlo en el fuego y cuando el agua hierva, sumerja la plata y un pedazo de papel de aluminio común. Después de 10-15 minutos, la plata brillará como nueva. Y puede remojar los productos en una solución de soda durante varios minutos y luego limpiarlos con un paño suave.

Para limpiar los objetos, coloque papel de aluminio y un artículo plateado en el fondo de la sartén. Hervir el agua y agregarle bicarbonato de sodio o carbonato de sodio por 1 litro de agua 50 g. refresco Espera a que la mezcla hierva a fuego lento y llena los objetos plateados con esta solución. La soda y el aluminio reaccionarán con sulfuro de plata y después de unos minutos la negrura desaparecerá. La cadena o los pendientes brillarán como nuevos.

La plata se puede limpiar y blanquear fácilmente del negro en casa con productos de limpieza asequibles. Elija cualquier método con el que limpie la plata que desee y continúe.

Método 6: limpieza con lápiz de labios

El lápiz de labios convencional es uno de los mejores limpiadores de plata. En su composición contiene dióxido de titanio y mucha grasa. El dióxido limpia bien las impurezas y la grasa ayuda a pulir para que brille.

  1. Tome cualquier tubo con basura y almohadilla de algodón.
  2. Lubrique las joyas con lápiz labial y frótelas hasta que crujen.

Plata limpia: El único inconveniente es que la limpieza es efectiva solo en superficies lisas.

Conclusiones

De todos los métodos probados para limpiar joyas de plata, los mejores fueron las soluciones de amoníaco y una combinación de refrescos con papel de aluminio. El amoníaco disuelve rápidamente incluso capas estables en lugares de tejido de patrones difíciles de alcanzar, da brillo a insertos preciosos sin dañarlos. La solución de soda no es de ninguna manera inferior en calidad de limpieza. Lo único es no limpiar los productos con insertos de esta manera para que no se desprendan durante el remojo.

Si necesita limpiar sus objetos de plata a toda prisa, utilice el método de pasta de dientes o lápiz de labios.