4 Beneficios de la logística inversa

La logística inversa básicamente es el conjunto de actividades que se llevan a cabo después de la venta de un producto para poder recobrar el valor y terminar el ciclo de vida del producto.

Típicamente este tipo de logística implica devolver un producto al fabricante o distribuidor o enviarlo para su mantenimiento, renovación o reciclaje. La logística en su forma inversa se denomina a veces cadena de suministro de posventa, logística de posventa o retro gestión.

En general se puede decir que esta técnica es en realidad una manera de retorno para algunos materiales que se reciclan, se reutilizan, o bien, se destruyen.

Ejemplos de logística inversa en acción

Logística inversa en acción

Para que entiendas un poco más el concepto de este tipo de logística, y a que se refiere con exactitud, a continuación, te listamos diversos ejemplos que te ayudarán a comprender en qué casos se utiliza.

  • Cuando se reacondicionan artículos dañados, para que posteriormente puedan ser revendidos  
  • Cuando se reciclan piezas o materiales, para fabricar así nuevos productos
  • Cuando se recupera la mercancía no vendida de una tienda minorista
  • Cuando se devuelven paletas u otros embalajes al fabricante, con la finalidad de que puedan ser reutilizados

En cualquiera de estos casos se maneja la logística en su forma inversa, con el propósito de poder recuperar diversos artículos, de alguna forma u otra.

Beneficios de la logística inversa a tomar en cuenta

Dado que la logística inversa implica los mismos pasos y los mismos procesos que la logística tradicional, como lo son el servicio al cliente, el transporte, la gestión de inventario, etc.; se pueden encontrar eficiencias o beneficios bastante similares.

Al agilizar la forma en que los productos se desplazan hacia atrás a través de la cadena de suministro de una empresa, se pueden observar a simple vista beneficios como el ahorro de costos, clientes mucho más satisfechos y una mejor sostenibilidad de la organización.

1- Disminución de los costos

Hay varias maneras de reducir los costos con la logística inversa, desde la reducción de los gastos de transporte, hasta la reventa de artículos que habrían sido una pérdida total.

¿Cómo puede medirse?

El ahorro de costos puede medirse fácilmente rastreando el costo total de propiedad de cada tipo de producto. Si se recupera el valor de los artículos reciclados y revendidos, y el resto del sistema funciona de manera eficiente, los márgenes de beneficio mejorarán considerablemente, y se notará rápidamente.

2- Aumento de la satisfacción del cliente

La forma en que tu negocio maneja las devoluciones podría afectar directamente a lo que los clientes sienten sobre tu marca.

Una encuesta demostró que incluso puede llevar a afectar la empresa, ya que más de la mitad de los encuestados indicaron que preferirían no comprar a empresas con políticas de devolución estrictas.

Tanto el comercio electrónico como los minoristas pueden mejorar la satisfacción de los clientes con políticas que: Proporcionan un reembolso completo, no requieren recibos, no requieren el embalaje original.

Descubre qué es el código SWIFT o BIC

3- Reducción de los residuos

¿Cuántos de tus productos son desechados de forma inadecuada? La logística inversa puede ayudarte a identificar formas de reutilizar, revender o reciclar materiales que de otro modo acabarían en un basurero.

Esto no sólo ayuda a los márgenes de beneficio, sino que también ayuda a mejorar la reputación de tu marca en cuanto a responsabilidad social y medioambiental.

Reducción de los residuos

Nota adicional

Para ayudar a promover las iniciativas de reducción de residuos a los clientes, muchas empresas ofrecen incentivos de renovación y envases reciclables.

4- Menos impacto ambiental

La eliminación del transporte innecesario es otra forma de impulsar los esfuerzos de sostenibilidad a través de la logística inversa.

Opciones a considerar

  • Cuando construyas tu cadena de suministro, considera las oportunidades para consolidar y evitar de devoluciones. Las opciones incluyen:
  • Hacer que todas las devoluciones se envíen a lugares centrales, para que de esta manera se logre reducir el número de envíos de larga distancia.
  • Establecer centros de reparación, para que los artículos puedan ser arreglados localmente, o bien, con menos transporte.
  • Optimizar los horarios de envío, con la finalidad de llevar los productos a las instalaciones de fabricación, en lugar de un punto muerto.

Para descargar este artículo en un archivo PDF da clic AQUÍ

Deja un comentario

Search