10 riesgos laborales en almacenes

La gestión de un almacén implica una serie de riesgos a los que tanto el personal como los niveles de stock están expuestos a diario. Conocer los riesgos más comunes asociados al almacenamiento y las medidas adecuadas para prevenirlos es fundamental para garantizar la seguridad de los trabajadores y un almacenamiento óptimo.

A continuación la empresa de prevención de riesgos laborales EUCA, líderes en el sector de la prevención laboral nos presentan 10 riesgos de almacenamiento que afectan al personal del almacén. A esto le sigue una recopilación de otros riesgos principales que podrían poner en peligro a los trabajadores.

¿A qué riesgos laborales de almacenamiento está expuesto el personal?

La formación del personal, las inspecciones periódicas, la prevención, el comportamiento responsable y el correcto mantenimiento de los equipos son fundamentales para garantizar la seguridad del almacén. Todo esto ayuda a evitar o reducir los siguientes 10 riesgos del almacenamiento para los trabajadores .

1. Incendios

Los incendios en el almacén pueden ser causados, entre otras cosas, por ignición descontrolada de sustancias combustibles o acumulación de humos. Su difusión se ve favorecida por el mayor uso de elementos de cartón, plástico o madera.

2. Caídas

Los accidentes más comunes incluyen caídas :

  • Caídas al mismo nivel : causadas por resbalones en un piso sucio o tropezar con objetos almacenados incorrectamente.
  • Caídas desde diferentes niveles: desde escaleras, montacargas o ascensores.

3. Golpes y colisiones

La ineficacia en la colocación de los distintos elementos de almacenamiento, la mala iluminación o la falta de limpieza pueden provocar que el personal choque con bienes inmuebles. También existe el riesgo de colisión con objetos en movimiento como transpaletas, carretillas elevadoras y otros vehículos.

4. Cortes

El uso de herramientas afiladas como cuchillos y cortadores y el contacto con los bordes de las cajas puede provocar laceraciones accidentales .

5. Caída de objetos

Mercancías mal apiladas, estanterías inseguras, accidentes en la manipulación de cargas en altura e impactos a nivel del suelo son los responsables de la caída de objetos desde diferentes alturas. Una de las formas de evitar esto es realizar periódicamente una inspección técnica de los estantes. Esto permite certificar el buen estado de los sistemas de estanterías o identificar posibles errores a tiempo antes de que se produzca un accidente.

6. Contacto con sustancias nocivas

Las sustancias químicas y tóxicas pueden estar presentes en los almacenes , lo que puede causar problemas de salud por inhalación o contacto con la piel. Por lo tanto, es fundamental almacenarlos siempre en contenedores herméticos y usar el EPI (Equipo de Protección Individual) adecuado al manipularlos.

7. Sobreesfuerzo

Levantar exceso de peso o realizar tareas repetitivas son factores de riesgo físico que conducen a contracturas, trastornos musculoesqueléticos y dolor, que finalmente pueden conducir a la discapacidad.

8. Riesgos eléctricos

El contacto con elementos de las instalaciones eléctricas en mal estado (enchufes, cables, etc.) puede provocar descargas eléctricas y quemaduras .

9. Hipotermia

El riesgo más común en las cámaras frigoríficas es la hipotermia por exposición excesiva al frío o uso inadecuado de equipos de protección.

10. Manejo inadecuado del equipo de trabajo

Los riesgos de almacenamiento también pueden surgir por descuido (negligencia o mala conducta) en el uso del equipo de trabajo, p. B. en relación con:

  • La manipulación de carretillas elevadoras, transpaletas, camiones y furgonetas.
  • De equipos de protección individual (EPI).
  • Herramientas y dispositivos electronicos.

Estos son algunos riesgos asociados a almacenes. Aun así la realización de cursos de prevención de riesgos laborales son indispensables y obligatorios.

almacenista

Riesgos del almacenamiento: ¿Cómo se pueden dañar las mercancías?

Básicamente, existen cinco riesgos principales que pueden hacer que los productos se echen a perder o se vuelvan inutilizables:

1. Riesgo de incendio

Cuando un material combustible inicia un incendio, es importante evitar su propagación y extinguirlo lo más rápido posible para mantener al mínimo las pérdidas de inventario.

2. Riesgo de inundación

Los fenómenos meteorológicos extremos o la rotura de una tubería pueden provocar inundaciones en el almacén, dañando en particular las existencias en el suelo. Por lo tanto, monitorear el cambio de humedad es esencial para detectar la intrusión de agua en las instalaciones lo más rápido posible y tomar medidas oportunas.

3. Riesgo de corte de energía

Un corte de energía puede ser devastador en cámaras frigoríficas y en almacenes donde la conservación de los bienes depende de mantener condiciones ambientales estables. Sin embargo, el daño se puede minimizar instalando generadores. Estos restauran la energía temporalmente cuando falla la red general.

4. Riesgo de daños por manipulación inadecuada

Los propios procesos de carga, apilamiento y selección plantean riesgos para el almacenamiento, donde las mercancías pueden dañarse por arañazos o romperse.

5. Riesgo de daños por una mala gestión del inventario

Finalmente, un error en la clasificación y etiquetado de los productos, o en su manipulación ( FIFO o LIFO ), hace que determinadas mercancías acaben en los rincones traseros del almacén. Allí se deterioran simplemente porque no se tomaron en el momento adecuado.

Deja un comentario

Search