¿Qué cualidades necesita un buen Project Manager?

Un gerente de proyecto debe liderar un proyecto y llevarlo con éxito a su meta. Esta tarea no es para todos. A menudo sucede que los gerentes de proyecto son designados sobre la base de su conocimiento especializado; esto no está mal, pero para poder llevar a cabo esta tarea satisfactoriamente, el conocimiento especializado por sí solo no es suficiente. ¿Qué cualidades necesita un buen Project Manager? Explicamos cómo los líderes nombran a la persona adecuada para el puesto.

Project Manager promotor del cambio

Los profesionales sénior necesitan conocer a su equipo como la palma de su mano. Es parte de su responsabilidad gerencial observar las fortalezas y debilidades de sus empleados y ofrecerles espacio para un mayor desarrollo. Pero, ¿qué cualidades debe buscar usted, como gerente, en un empleado que desea nombrar como gerente de proyecto?

El project manager debe liderar al equipo en la consecución de los objetivos del proyecto

1. Talento organizacional

Por supuesto, su conocimiento metódico en el campo de la gestión de proyectos es un criterio esencial. Las habilidades claras de planificación y organización incluyen, por ejemplo, la definición de objetivos y la especificación de los pasos necesarios para que el proyecto pueda completarse a tiempo y dentro del presupuesto. ¿Tu empleado trabaja de forma estructurada? ¿Puede dar instrucciones claras y se comunica con transparencia? ¿Cómo organiza su propio trabajo diario? ¿Utiliza aplicaciones de software para planificar sus tareas de manera estructurada y eficiente?

2. Cualidades de liderazgo

Sin embargo, no es solo el talento organizacional lo que determina si un empleado tiene lo que se necesita para ser un gerente de proyecto. También debería poder dirigir e instruir a los empleados , lo que incluye una cierta resistencia al estrés. ¿Echa un vistazo de cerca a cómo reacciona su empleado en situaciones de crisis? ¿Se mantiene tranquilo o entra en pánico? Una personalidad relajada y segura de sí misma es, por tanto, un requisito básico para un buen gestor de proyectos.

3. Habilidades sociales

La cantidad correcta de habilidades sociales y fuertes habilidades de comunicación también muestran cuál de los miembros de su equipo sería adecuado para el puesto de gerente de proyecto. Después de todo, un director de proyecto tiene que adaptarse a los demás empleados, crear aceptación para el proyecto, ofrecer críticas constructivas y emitir órdenes de trabajo claras.

4. Flexibilidad

Un buen gerente de proyecto se enfoca completamente en su equipo y en las metas de su proyecto. Sin embargo, la constelación del equipo puede cambiar de un pedido a otro, por lo que también se requiere un alto grado de flexibilidad y voluntad de cambio por parte de los gerentes de proyecto. Los directivos, por su parte, son la constante en la empresa y por tanto también el punto de contacto en posibles situaciones de crisis.

5. Emprendimiento

Un gerente de proyecto también debe tener habilidades empresariales. Debe vigilar el presupuesto existente y desarrollar estrategias adecuadas para utilizarlo de manera óptima. También debe ser capaz de identificar y evitar posibles riesgos en una etapa temprana.

Hay bastantes requisitos que su empleado debe cumplir si lo está considerando para un puesto de gerente de proyecto. Las habilidades técnicas no son suficientes: como gerente, debe evaluar si su colega tiene el paquete general que necesita un buen gerente de proyecto . ¿Ya tiene en mente al líder de equipo perfecto, pero sabe por experiencia que luchan con una estrategia de liderazgo segura de sí misma? No te preocupes. Hasta cierto punto, es posible aprender las habilidades antes mencionadas. Es importante que estos no solo transmitan los conocimientos metodológicos y las herramientas necesarias, sino también la experiencia práctica necesaria.

Los ejecutivos no deben perder de vista el panorama general

Incluso si usted, como gerente, ha designado al gerente de proyecto adecuado, es importante realizar un seguimiento del proyecto. Si hay un conflicto o problema dentro de la tarea o el equipo, la situación requerirá que utilice sus habilidades de gestión de conflictos. La complejidad de los proyectos se subestima fácilmente. Si bien el gerente del proyecto tiene una idea de su área de responsabilidad y la de los miembros del equipo del proyecto, es importante que los gerentes estén atentos al panorama general. Tan pronto como surge un problema, su riqueza de experiencia es insustituible. Por lo tanto, vigile siempre de cerca el proyecto, para que pueda estar allí cuando las cosas se pongan realmente complicadas.

Como gerente, también debe tener en cuenta el área de tensión en la que se encuentra el gerente del proyecto. No solo está bajo la presión de las expectativas para lograr los objetivos definidos de acuerdo con las ideas de su superior, al mismo tiempo tiene que satisfacer las demandas del cliente y al mismo tiempo cumplir con el marco de tiempo y presupuesto. Para una cooperación fluida entre los ejecutivos y los gerentes de proyecto, es esencial establecer reglas claras para la toma de decisiones y la autoridad de instrucción del gerente de proyecto. Proporcione transparencia y deje en claro cuándo su gerente de proyecto necesita obtener su aprobación para una instrucción.

Al mismo tiempo, asegúrese de dar a su jefe de proyecto suficiente margen de maniobra para que pueda implementar el proyecto en interés de la empresa y con respecto a los objetivos establecidos. En última instancia, no solo el director del proyecto sino también el director responsable deben medirse con respecto a estos objetivos.

Deja un comentario

Search