Una manera sencilla de comprender el Sistema Lean Manufacturing

El Sistema Lean Manufacturing supone un alto grado de compromiso por parte de la dirección de la organización, ya que se trata de un cambio de filosofía y cultura. Se basa principalmente en la eliminación de cualquier tipo de desperdicio, mediante cierto tipo de técnicas.

Pero es complicado resumir de una manera simple y homogénea todos los pilares, fundamentos, técnicas, principios o métodos que engloban este sistema de producción, ya que en muchas ocasiones, dependiendo del recurso utilizado de consulta, se pueden ver distintas acepciones. Por ello, lo intentaremos ver y resumir de una forma simplificada imaginándonos una casa.

La Casa del Sistema de Producción Toyota

Este sistema de producción se representa a través de una casa debido a que, al igual que ella, es una estructura que si alguna parte falla o se debilita, ejerce consecuencias negativas sobre el resto de las variables, y por ello, es necesario que su base (cimientos) y pilares (columnas) sean fuertes y robustos.

Analizando la estructura de nuestra supuesta casa de arriba abajo, quedaría dividida en tres niveles:

Primer nivel

Esta primera etapa está formada por el techo, en el que se encuentran los objetivos a los que se pretende llegar, que serían la excelencia en las operaciones a través de menores tiempos de entrega, motivación de los empleados, costes más bajos, aumento de la calidad ,mejorar y conservar los equipos actuales, ausencia de errores …

Segundo nivel

Esta fase son las dos columnas que soportan todo el sistema (la casa):

  • A través del Jidoka, el empleado tiene el poder y la responsabilidad de detectar un fallo a tiempo y dispone de las herramientas necesarias para poder solucionarlo, para que no se permita que se siga propagando el error a las siguientes fases de la producción.

Aquí surgen los “poka-yoke”, que son mecanismos de calidad muy sencillos, económicos y eficientes. Se les conoce también como “anti-tontos” o a prueba de errores.

  • El Just in Time implica la fabricación del artículo necesario, en el momento adecuado y en las cantidades exactas.

Tercer nivel

Por último este tercer nivel está constituido por la base de la casa, en la que se puede destacar:

  • Los procesos estandarizados y estables que consisten en que todas y cada una de las operaciones de la planta sean realizadas en base a unas normas que planteen una manera óptima, sencilla y segura de llevarlas a cabo. Estos conjuntos de normas obedecerían a lo que llamaríamos un “estándar de producción” que prevenga de errores recurrentes y preserve el Know-how de la compañía.
  • La mejora continua (Kaizen) o lo que es lo mismo “cambio para mejorar: implica un cambio en la actitud de las personas para que desarrollen todas sus capacidades y aporten valor añadido al proceso.
  • Heijunka que persigue conseguir una nivelación de la producción en función de la demanda de los clientes en volumen y tipo. Esta herramienta no es útil cuando apenas existe variedad de los tipos de producto que se tienen que fabricar.
  • Y por último, el factor humano que es un elemento clave en la metodología Lean Manufacturing e incluye entre otros aspectos, el compromiso por parte de todos (tanto directivos como operarios), la motivación y formación del personal dirigidos por un líder.

Todos estos elementos de la casa, se han construido gracias a la aplicación de una serie de técnicas como las herramientas de diagnóstico: VSM (Value Stream Mapping), herramientas operativas: 5S, SMED, Kanban, TPM y herramientas de seguimiento: KPI´S y Gestión Visual.

Pero se tiene que tener en cuenta que este esquema es flexible y no todas las empresas lo van a utilizar de la misma manera, ya que utilizaran una serie de herramientas u otras en función de su capacidad, tipo de producto, mercado, objetivos a corto y largo plazo, personal…

¿Estamos preparados para evitar despilfarros en una Cadena de Producción?