Estimación de los costes relacionados con el ciclo del inventario

Cuando se habla de un inventario en gestión logística es para saber el estado exacto de los materiales y comprobar que coinciden las unidades que ya, existen con las que contablemente aparecen; es por ello que un obstáculo común es la estimación de los costes de pedido y retención.

Dado el carácter de los modelos de inventario de ciclo es mejor tener una buena aproximación en vez de pasar mucho tiempo tratando de estimar los costes con exactitud. Porque el objetivo primordial es identificar los costes adicionales que cambian con las decisiones y los costes que no cambian con una modificación pueden pasarse por alto.

¿Qué estimación de los costes debería hacerse en un inventario?

Una gestión eficiente de los inventarios conlleva una toma de decisión, mayor rentabilidad, reducción de costes y en definitiva, clientes más contentos. Por ello, es esencial conocer el tipo de costes que pueden encarecer el precio de un producto final.

Coste de retención del inventario

El coste de retención se calcula como un porcentaje del coste de un producto y es la suma de los siguientes componentes:

  • El coste de capital que es el componente dominante del coste de retención, para que los productos no se vuelvan rápidamente obsoletos. Éstos se ponderan de acuerdo con la cantidad de capital y de deuda que tiene la empresa.
  • Coste de obsolescencia o deterioro que calcula la tasa a la que el valor del producto almacenado cae debido a que su valor de mercado o de calidad disminuye. Este coste puede variar drásticamente, desde tasas porcentuales de muchos miles hasta prácticamente cero, dependiendo del tipo de producto.
  • El coste de manejo incluye únicamente los costes incrementales de recepción y almacenamiento que varían con la cantidad de producto recibido. Los costes de manejo independientes de la cantidad varía con el número de pedidos, deben incluirse en el coste de pedido.
  • El coste de ocupación refleja el cambio gradual en el coste de espacio debido al cambio en el inventario de ciclo. Si la empresa incurre en un coste por el número real de unidades que mantiene en almacén, se tiene el coste directo de ocupación.
  • Y los costes varios que son el componente final del coste de retención que está relacionado con una serie de costes relativamente pequeños. Aquí se incluyen el robo, la seguridad, los daños, los impuestos y los cargos adicionales de seguros. Una vez más, es importante estimar el cambio incremental en estos costes sobre el cambio del inventario de ciclo.

Coste de pedido

El coste de pedido incluye todos los costes incrementales asociados con la colocación o la recepción de un pedido adicional en los que se incurre independientemente del tamaño del pedido. Los componentes del coste de pedido incluyen:

  • El tiempo del comprador que es el tiempo incremental en el que el comprador realiza el pedido extra.
  • El coste de transporte que con frecuencia se incurre en un coste de transporte fijo independientemente del tamaño del pedido.
  • Otros costes, ya que cada situación puede tener costes únicos que deben considerarse si se presentan en cada pedido, independientemente de la cantidad ordenada.

Como en cualquier gestión logística, la empresa siempre busca el máximo beneficio, es por ello que también, deben tener en cuenta cualquier estimación de costes que pueda existir en un inventario cíclico.