La cadena de valor empresarial en una cadena logística

Los retos a los que tiene que hacer frente la cadena en la industria logística vienen siendo exigidos para un óptimo funcionamiento de una compañía, estos son la rentabilidad, la eficiencia y demás metas que intentan proporcionar ventajas competitivas que distingan a la empresa de su competencia. Crear estrategias y planes para aumentar la eficacia de una cadena de suministro es la meta que se tiene en gestión logística y en una cadena de valor empresarial, o cadena de valor. El valor empresarial es un modelo teórico que permite describir el progreso de las actividades de una organización empresarial generando valor en el cliente final.

La cadena de valor empresarial ¿Qué es?

El objetivo de cualquier cadena logística es aumentar la creación de valor empresarial disminuyendo los costes, tratando de esta manera de crear valor para el cliente, traduciéndose en un margen entre lo que se acepta pagar y los costes incurridos por adquirir la oferta.

Pero en la práctica se ha demostrado que la reducción de costes conlleva a un límite tecnológico, afectando a la calidad de la oferta y el valor que ésta genera. Por ello, el pensamiento sistémico en este aspecto ha evolucionado hasta desarrollar propuestas de valor en las que la oferta se diseña integramente para atender de modo efectivo a la demanda.

Porque la cadena de valor empresarial ayuda a determinar las actividades o la competencia que permita generar una ventaja competitiva. Tener una ventaja en el mercado es tener una rentabilidad más o menos relativamente superior frente a los rivales en el sector industrial en donde se compite, la cual tiene que ser sostenible en el tiempo.

Los nuevos estudios que han generado muchos estrategas de la gestión en logística se basan en conocer el valor producido durante la cadena. Esta información suele producirse a bases de explorar la información que se dirige hacia arriba y hacia abajo dentro de una cadena y esto lo que hace es que las compañías puedan intentar superar los intermediarios creando nuevos modelos de negocio.

El modelo de la cadena de valor empresarial resalta las actividades específicas del negocio en las que pueden aplicar mejor las estrategias competitivas y en las que es más probable que los sistemas de información tengan un impacto estratégico. Este modelo considera a la empresa como una serie de actividades primarias y de apoyo que agregan valor a los productos y servicios de una empresa.

La cadena de valor empresarial debe vincularse con las cadenas de valor de los proveedores, distribuidores y clientes, ya que una red de valor consiste en sistemas de información que mejoran la competitividad en toda la industria fomentando el uso de estándares, para dar a las empresas la oportunidad de trabajar de una manera más eficiente con sus socios de valor.

¿Quieres saber más?

Search