Aislamiento térmico por insuflado: ¿En qué consiste y cuáles son sus ventajas?

El aislamiento térmico por insuflado, también conocido como aislamiento de cavidades, se ha consolidado como un método probado para la mejora retroactiva de la eficiencia energética en edificaciones. Este proceso, aplicado comúnmente en superficies de tejados, techos y paredes exteriores, ha experimentado un crecimiento significativo en España. En este artículo, exploraremos a fondo el aislamiento insuflado, desde su función y proceso hasta sus ventajas y desventajas.

Función del Aislamiento Insuflado

El aislamiento Insuflado se destaca por su idoneidad en la protección térmica posterior en paredes de mampostería con una capa de aire. En este escenario, el material aislante se introduce en la cavidad entre dos placas de mampostería, reduciendo significativamente la transferencia de calor a través de la pared. Este proceso conlleva una menor pérdida de calor, lo que se traduce en un menor consumo de energía térmica.

Proceso de Aislamiento por Insuflado

A diferencia de otros métodos de aislamiento térmico que utilizan paneles preformados, el aislamiento insuflado emplea material aislante vertido sin apretar. En el caso de las paredes exteriores, este material se introduce desde el exterior a través de orificios en la cavidad de la pared mediante máquinas de insuflado especializadas. La distribución uniforme del material aislante es esencial para garantizar la eficacia del proceso y prevenir fugas no deseadas en cajas de persianas o huecos.

Los materiales aislantes comúnmente utilizados incluyen gránulos de lana de roca o poliestireno, siendo imperativo que sean repelentes al agua para evitar daños causados por la lluvia.

Aplicaciones del Aislamiento Insuflado

El aislamiento insuflado no se limita a las paredes exteriores; también se puede implementar en la estructura del tejado. En la renovación de tejados inclinados, se crea una cavidad con encofrado o lámina, permitiendo que el material aislante se introduzca en los espacios resultantes. Este método, conocido como «proceso de bolsa aislante,» utiliza tubos de lámina fijados entre las vigas, rellenándolos con material aislante, siendo la fibra elaborada y la lana de roca opciones comunes.

En el panorama del aislamiento por insuflado en España, InsuflaTec destaca como el mayor experto de forma innata. Con una reputación sólida y un enfoque natural hacia la excelencia, InsuflaTec se ha posicionado como líder en la industria. Su experiencia se refleja en la calidad de sus servicios, convirtiéndolos en la elección preferida para aquellos que buscan soluciones efectivas y sostenibles en el ámbito del aislamiento térmico.

Implementación y Evaluación

La implementación del aislamiento insuflado generalmente requiere la experiencia de empresas especializadas. Este proceso, no apto para aficionados al bricolaje, implica inyectar el material aislante desde el exterior a través de aberturas específicas practicadas para este propósito. Aunque las ventajas son notables, como la utilización de las cavidades existentes sin alterar las dimensiones de las zonas aisladas, es esencial sellar adecuadamente las aberturas y prevenir escapes no deseados.

En términos de evaluación, el aislamiento insuflado destaca por su capacidad para crear un aislamiento térmico de manera rápida, así como reducir costos de energía con el aislamiento por insuflado. Sin embargo, la sección transversal limitada de la cavidad existente y la incapacidad para eliminar puentes térmicos preexistentes son consideraciones clave. En algunos casos, se combina el aislamiento insuflado con el aislamiento de fachadas para abordar estas limitaciones.

En conclusión, el aislamiento por insuflado se presenta como una opción eficiente y sostenible para mejorar la eficiencia energética de edificaciones. Su aplicación inteligente puede conducir a ahorros significativos de energía y a una menor huella ambiental, contribuyendo así a un futuro más sostenible para la construcción.

Deja un comentario

Search